Javier Collado

Dobuss

El fuego, que arrasa California y ha matado ya a cincuenta personas, también acecha las propiedades de famosos en este rico estado norteamericano, donde residen muchas figuras de la industria del cine y el espectáculo.

El incendio «Woolsey», que afecta al norte de Los Ángeles, ha destruido las residencias de celebridades como los músicos Neil Young y Miley Cyrus, según ellos mismos contaron en las redes sociales.

Ella afirmó que su «casa ya no está en pie» pero «las memorias compartidas con la familia y los amigos permanecen fuertes». «Soy una de las afortunadas. Mis animales y el AMOR DE MI VIDA están a salvo y eso es lo único que importa ahora mismo», dijo Miley Cyrus, de 25 años, en su cuenta de Twitter. Lady Gaga, Gerarld Butler o Orlando Bloom han sido algunos de los famosos que han visto sus casas calcinadas.

A pesar de ser parte de la población afectada han querido poner un granito de arena y ayudar a sus vecinos. La protagonista de “Nace una Estrella” llegó a un refugio de la Cruz Roja en el área de Los Ángeles el martes por la noche para entregar alimentos como pizza, café y otros artículos a cientos de personas desplazadas por el incendio de Woolsey.

Otros que pusieron su granito de arena fueron Miley Cyrus y Liam Hemsworth, que después de perder su casa no dudaron ni un segundo en apoyar a los afectados. Ambos anunciaron que destinarán 500 mil dólares a la fundación Malibú a través de la ONG de Miley Cyrus: The Happy Hippie Foundation.

Khloé Kardashian, por su parte, mostró una vez más su lado más solidario y literalmente compró todo lo que había en la tienda para llevárselo a los bomberos que trabajan arduamente para apagar el fuego que azota con fuerza distintas zonas en California.