Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Para muchos son el mejor amigo del hombre pero los perros, además, pueden ser vitales para salvar más de vidas. Este es el caso de un pitbull llamado Colt. Cuando a su dueña sufre un ataque epiléptico es capaz de ponerse debajo de su cabeza para hacer de almohada y amortiguar los impactos del cuerpo contra el suelo.

Una estadounidense que padece epilepsia ha entrenado a su perro para que la proteja cuando tiene una crisis. Tras el trabajo bien hecho, como recompensa, Colt rebibe amor y algo de comida.