Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. La secretaria General de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, ha afirmado que «la subida del IPC en un 1,2% en octubre no es síntoma de un cambio de dirección de la economía cordobesa, que sigue siendo incapaz de generar riqueza y desarrollo y, por tanto, empleo estable y de calidad». Y que, además, «la subida de los precios en productos básicos como los alimentos (1,5%) o el transporte (0,6%) impiden a las familias mejorar su situación económica».

Reproducimos el comunicado:

(…) En este sentido, Borrego insistió en que “los precios han subido un 2% en el último año, por encima de los salarios, y esto significa que las familias no sólo no recuperan poder adquisitivo sino que lo siguen perdiendo y se siguen empobreciendo”.

Por ello, la responsable sindical insiste en que “se hace aún más necesaria una revisión salarial que permita a las familias hacer frente a los gastos básicos y generar consumo, lo que a su vez revertirá en el desarrollo de la economía local”. Por eso las empresas tienen que cumplir el Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva firmado este año y que establece una subida salarial mínima del 2% así como que ningún convenio colectivo debe estar por debajo de los 14.000 euros anuales.

Por otra parte, el IPC vuelve a dejar clara la dependencia económica de sectores estacionales. “En octubre subieron los precios de vestido y calzado, algo esperable, y cuando llegue el fin de temporada bajarán y mientras no introduzcamos cambios productivos, la economía cordobesa seguirá estancada y con ella, seguirá estancado el empleo en la precariedad. Así no se prospera”, remarcó la secretaria General de CCOO de Córdoba (…).