Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Alvaro Sánchez. La plataforma digital ‘En Buena Edad’ ha recibido 130.000 visitas desde su puesta en marcha el pasado mes de mayo, cifra que ha dado a conocer la consejera de Salud, Marina Álvarez, durante su participación hoy en Córdoba en la jornada de presentación de este portal de comunicación entre los servicios sanitarios y la ciudadanía, cuyo fin es promover el envejecimiento saludable y activo, en consonancia con las políticas de la Unión Europea y la propia Organización Mundial de la Salud.

El acto ha contado con la presencia de la delegada territorial de Salud, Ángeles Luna, así como con el responsable de la Estrategia de Envejecimiento Saludable de la Consejería de Salud, Juan Manuel Espinosa, que ha liderado el proyecto. Asimismo, han participado en el encuentro personas mayores de los cinco centros de participación activa de Córdoba, asociaciones de mujeres y personas de la unidad de participación del Hospital Reina Sofía.

“Envejecer de una manera saludable significa mantener una vida activa, adquirir buenos hábitos, tener una nutrición y una actividad física adecuada y cuidar de la salud; también es participar en el entorno más cercano a través de asociaciones, permanecer conectado con el mundo que nos rodea y realizar un aprendizaje continuo”, ha expresado la consejera, que ha puesto en valor que la plataforma online ‘En Buena Edad’ “facilita una toma responsable de decisiones en salud y contribuye al bienestar en esta etapa de la vida”.

Este nuevo canal constituye un punto de encuentro e interacción entre los distintos actores del ámbito sanitario, los profesionales, las entidades del movimiento asociativo y la ciudadanía, que trabajan en el ámbito del envejecimiento activo.

Durante su intervención, Álvarez ha recordado que actualmente hay en Andalucía alrededor de 1,4 millones de personas con más de 65 años, de las cuales más de 200.000, es decir el 15,6% de la población, son mayores de 80 años. De este modo, se estima que, de seguir así, en 2050 el 29% de la población andaluza tendrá más de 65 años y que el porcentaje de personas mayores podría duplicarse en las próximas décadas. Junto a ello, ha destacado que, además, la esperanza de vida de las mujeres españolas es la más elevada de Europa y la segunda del mundo, después de Japón.

“Queremos que estas personas vivan lo más saludablemente posible, por lo que realizamos un gran esfuerzo para que el envejecimiento activo sea accesible y posible para todas sin excepción”, ha afirmado la consejera, destacando que la sociedad andaluza ha sido pionera en desarrollar políticas adecuadas ante este progresivo envejecimiento de la población.

Trayectoria andaluza en promoción del envejecimiento saludable

Así, ha subrayado que en el propio Estatuto de Autonomía para Andalucía se reconoce el envejecimiento activo como un nuevo derecho social y como un principio rector de las políticas públicas de la Junta de Andalucía, desarrolladas por la Ley de Salud Pública de Andalucía y el IV Plan Andaluz de Salud.

Junto a ello, la consejera ha reseñado que actualmente Andalucía es referente en Europa en políticas de envejecimiento activo y saludable y que fue asimismo la primera región española y europea en participar en la elaboración del Libro Blanco del Envejecimiento Activo de Andalucía; además, se encuentra entre las ocho regiones europeas con un mejor envejecimiento activo, según las puntuaciones recibidas por la Unión Europea y la designación como ‘reference site’ en este ámbito.

Las nuevas tecnologías, aliadas

La consejera ha afirmado que “aprovechando que el uso de las nuevas tecnologías está cada vez más extendido entre las personas mayores, hemos querido dar un paso más y contribuir con las TIC a mejorar la calidad de vida de esta población”.

Así, en la última década el número de personas mayores usuarias habituales de Internet en Andalucía se ha incrementado un 30% (entre 2006 y 2015) y más de la mitad de la población (53.6%) entre 65 y 75 años utiliza internet para buscar información sobre temas de salud. Más de 7.500 personas de toda Andalucía se han inscrito en el Servicio de Envejecimiento Saludable a través de Salud Responde,

Proyecto compartido

En la construcción de esta plataforma se ha contado con la colaboración de numerosos profesionales sanitarios y no sanitarios, entidades del movimiento asociativo y personas mayores, “en un proceso de creación participada”. Concretamente, cerca de 800 personas han participado en este proyecto “consensuado”, “ofreciendo su experiencia y sus puntos de vista para enriquecerlo”, ha puesto en valor la responsable de la sanidad pública andaluza, que ha agradecido y reconocido “su gran compromiso”.

La consejera también ha valorado positivamente las aportaciones que han realizado las consejerías de Igualdad y Políticas Sociales, de Educación y Empleo, y de Comercio y Empresa, que es “clave para asegurar la máxima difusión de esta herramienta y seguir enriqueciéndola en contenidos y utilidad”. Gracias a ellas se promueve el uso de la plataforma en los centros de participación activa, en los centros de educación permanente y en la amplia red de centros Guadalinfo.

Álvarez ha hecho extensivo su agradecimiento a otros sectores económicos y asociativos “por promover el conocimiento y uso de la plataforma entre las personas mayores e incorporar a la misma contenidos de su interés”.

Compromiso andaluz

Este compromiso de Andalucía con el envejecimiento activo es de “largo recorrido” ya que en 2002, cuando la Organización Mundial de la Salud estableció el concepto de envejecimiento activo y saludable como “el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”, Andalucía publicó el Decreto de Apoyo a las Familias Andaluzas; esta norma trajo consigo la puesta en marcha de un extenso programa de atención a personas mayores, y a las personas que los cuidan, con un verdadero enfoque de promoción del Envejecimiento activo, ha puesto en valor Álvarez.

En este contexto, se ha referido, como ejemplos, a los cuidados enfermeros a domicilio, con la creación de la figura enfermera de gestión de casos; al Plan Andaluz de Alzheimer; al Seguimiento Telemático de pacientes de alta complejidad clínica y alta dependencia; la Fisioterapia y Rehabilitación en Atención Primaria de Salud; la asistencia dental para personas con grandes discapacidades o el Examen de Salud para mayores de 65 años, programa implantado en 2006.

Durante toda esta década, en todos los centros del Sistema Sanitario Público de Andalucía, se han generalizado las buenas prácticas dirigidas a la valoración integral sistemática de las personas mayores, teniendo en cuenta los aspectos funcionales, mentales y sociales. Desde el pasado mayo, se está implantando una versión actualizada del Examen de Salud, en línea con la iniciativa Europa 2020 y con la Estrategia de Renovación de la Atención Primaria, para dar también respuesta a las acciones propuestas en el Plan de promoción de la autonomía personal y prevención de la dependencia.

Junto a ello, el Plan Andaluz de Alzheimer, junto al movimiento asociativo, desarrolla desde 2002 medidas de envejecimiento activo y saludable, tanto en las personas mayores autónomas, como en las que tienen deterioro cognitivo incipiente e, incluso, en las personas con un deterioro avanzado.