Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sánchez. El Muser Auto Basket de Córdoba ha logrado su tercer triunfo consecutivo como visitante y, gracias a esta buena racha, se mantiene en la parte alta de la clasificación del grupo D-B de la Liga EBA y sigue invicto fuera de casa (3 de 3), siendo así uno de los equipos más fuertes en sus desplazamientos esta temporada en la categoría. El conjunto de Jesús Lázaro obtuvo esta tercera victoria lejos de Vista Alegre al imponerse al Alba IBS Club Baloncesto Utrera por 74-77 en el encuentro disputado en el Pabellón Municipal Cronista Deportiva Pepe Álvarez de la propia localidad sevillana.

El combinado califal arrancó el choque con fuerza y mucha concentración, lo cual se tradujo en finalizar el primer cuarto doblegando las fuerzas del contrincante y doblándolo en el marcador: 12-24. Los pupilos de Lázaro desarrollaron una ejemplar labor tanto en defensa como en ataque. Esta importante ventaja que obtuvo el Muser Auto sería, a la postre, decisiva, ya que supo gestionar esa ventaja hasta el final.

De hecho, los sevillanos reaccionaron en el segundo cuarto y aumentaron su capacidad anotadora, si bien fue prácticamente un intercambio de canastas que hizo que se llegara al descanso con el resultado de 34 a 43. El empuje de los locales no fue suficiente para acercarse en el marcador y permitió a los cordobeses seguir por delante en el electrónico.

El intento de remontada del CB Utrera continuó en el tercer periodo, en el que sus hombres altos comandaron el ataque y sumaron puntos importantes bajo el aro hasta dejar un tanteo más que apretado (53-56) para afrontar los últimos diez minutos. Sin embargo, la distancia no se movería y, pese al afán del plantel sevillano, los jugadores del Muser Auto desactivaron las tentativas locales y demostraron oficio y sacrificio para llevarse el partido con el marcador definitivo de 74 a 77.

 

El éxito del conjunto de Jesús Lázaro tuvo un nombre propio: Kaison Randolph. El jugador estadounidense fue una auténtica pesadilla para la defensa oponente, que no logró frenar las embestidas del norteamericano, que acabó como MVP del encuentro con un +28 de valoración (26 puntos, 4 rebotes, 7 faltas recibidas). Sin embargo, la victoria del equipo se cimentó también en ese importante ‘trabajo en equipo’ y en una labor coral que llevó a sumar puntos en su casillero a casi una decena (9) de jugadores del Muser Auto. Asimismo, fue importante la buena selección de tiro y la efectividad en el mismo (hasta 6 jugadores acabaron con porcentajes de más del 75% en tiros de dos).

Entre las buenas noticias del partido de hoy, además de la relatada victoria, estuvo el hecho de que el equipo supo sobreponerse a la baja importante de última hora de Ángel Vázquez (lesionado en el último encuentro). Igualmente, de las apariciones por primera vez en la temporada de dos efectivos: José Antonio Moreno, que tuvo sus primeros minutos en EBA, en la que se estrenó con un triple; y la gran reaparición de Rafa Blanco, que aglutinó buenas estadísticas (8 rebotes, 6 puntos -3 de 3 en tiros de dos- y +14 de valoración).

Tal y como refleja el resultado, fue un choque muy disputado que sirvió para sumar un nuevo triunfo fuera de casa y acumular experiencia en la categoría, además de servir para perfeccionar los recursos con los que cuenta el equipo y la lectura que ha de hacer de los partidos. Tras todo ello, el máximo representante del baloncesto cordobés acumula un balance de cuatro victorias y dos derrotas y se mantiene en la zona alta de la clasificación del Grupo D-B de la Liga EBA. En la próxima cita, el Muser Auto intentará retomar la senda de la victoria en casa.