Javier Collado

Dobuss

CBN. Cerca de 70 jefes de Estado y de Gobierno asisten este domingo, 11 de noviembre, a la ceremonia conmemorativa del centenario del acuerdo de paz entre las Potencias Aliadas y Alemania de la Primera Guerra Mundial que se celebra en el Arco de Triunfo de París.

El presidente francés, Emmanuel Macron, es el maestro de ceremonias en unos actos a los que asisten entre otros la canciller alemana, Angela Merkel; los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump; de Rusia, Vladimir Putin, y en los que también participan una quincena de dirigentes de organizaciones internacionales. Entre los participantes se encuentra también el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

La mayoría de los mandatarios han sido recibidos por Macron el elíseo y después han recorrido a pie, bajo la lluvia, unos metros de la avenida de los Campos Elíseos para llegar hasta el Arco del Triunfo, donde les esperaban Trump y Putin.

El presidente francés ha dado comienzo a la ceremonia, seguido por su primer ministro, Édouard Philippe, y su ministra de Defensa, Florence Parly, con una breve revista de tropas y un homenaje a la bandera mientras sonaba el himno nacional francés, «La Marsellesa».

«El patriotismo es justo lo contrario del nacionalismo. El nacionalismo lo traiciona», ha declarado Macron en su discurso.

El presidente francés ha apostado por «un mundo en el que la amistad entre los pueblos le pueda al ardor guerrero», y en el que «las instancias y los foros permitan a los enemigos de ayer establecer el diálogo». «Eso se llama en nuestro continente la amistad forjada entre Alemania y Francia (…). Eso se llama la Unión Europea, una unión libremente consentida nunca vista en la historia, que nos libra de guerras civiles», ha añadido.

Por la tarde, Macron inaugurará el Foro por la Paz, que pretende promover el multilateralismo y no repetir los errores que condujeron a la Gran Guerra. Trump no participará en este foro.