Craig Kohlruss/Fresno Bee/TN

Javier Collado

Dobuss

CBN. Charlene Flores habló por última vez con su esposo por teléfono antes de una operación de urgencia consecuencia un parto prematuro.

Elesandro Flores, su esposo,  marchó al domicilio familiar para asegurarse de que sus hijas llegaran a la escuela a tiempo.

Charlene fue ingresada en el Centro Médico Regional Comunitario en el centro de Fresno en las primeras horas de la mañana del 24 de octubre, casi un mes y medio antes de la fecha prevista de parto, después de tener fuertes contracciones. El dolor se agravó varias horas después.

Elesandro no pudo hablar con Charlene cuando regresó al hospital. Después de su cesárea de urgencia observó a las enfermeras y los médicos que corrían a la habitación de su esposa Charlene.

Poco después, supo que había muerto.

Charlene dejaba atrás a cuatro niñas: Lanyssa Vasquez, de 12 años; Kiara Flores, 12; Adriene Flores, 8; y la bebé Quinn Flores, que permanece en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital.

Mientras tratan de superar esta grave tragedia familiar, conocidos y donantes anónimos han hecho todo lo que han podido para ayudarles. Abrieron una cuenta de donación GoFundMe para ayudar a pagar el funeral que se celebra este sábado en Fresno. La cuenta  había recaudado más de 12,000 dólares durante la semana pasada.

«Antes de irse, nos dejó un regalo de despedida de su amor eterno a través de su bebé que milagrosamente ha sobrevivido: Quinn Nevaeh Flores», dice la página de GoFundMe.

Charlene eligió el segundo nombre de Quinn, la ortografía de «cielo», porque era «una bendición de Dios que lo tuviéramos».

Todos los fondos restantes irán a apoyar a la familia. Elesandro, su esposo trabaja como vigilante en el Distrito Escolar Unificado de Fresno y como camarero en el restaurante Denny’s.

Él está agradecido por el gran apoyo recibido.

«Es solo el poder de los corazones de la gente».

Charlene se sometió a una cirugía de corazón el verano pasado para tratar una infección.

Su corazón debilitado la puso en mayor riesgo durante el embarazo.

«Ella eligió la vida del bebé en lugar de la suya propia». Sabía que era así porque los médicos dijeron: «Tiene que firmar esto (autorizar una cesárea) o su bebé no sobrevivirá», por lo que él la firmó. «Elesandro dijo de sus últimas horas,» y ella está con Dios ahora, está feliz … podrá irse sabiendo que logró su objetivo «.

Elesandro ha informado que los médicos le dijeron que debido a que el corazón de Charlene estaba tan débil, probablemente habría terminado en coma si no hubiera tenido la cesárea.

La pareja no estaba tratando de tener otro bebé cuando se enteraron de que Charlene estaba embarazada, pero a pesar de ello lo recibieron con mucha ilusión.

Charlene escribió en una publicación de Facebook a principios de este mes que estaba nerviosa pero «¡verdaderamente bendecida y agradecida de tener esta oportunidad de tener un nuevo bebé!»

La familia era importante para Charlene, y ella a menudo manifestaba su amor por ellos.

Llamó a Elesandro «el mejor esposo y padre de todos» en una publicación de Facebook el mes pasado y le deseó un feliz 30 cumpleaños.

Elesandro comparte ese amor con el bebé, Quinn. Visita a su bebé en el hospital varias veces al día. Es especialmente importante para él desearle una feliz mañana y buenas noches.

«Ella sabe que su madre está allí y que los está mirando», dijo recientemente junto a la cuna de Quinn.

Es difícil para las niñas hablar sobre su mamá. Permanecieron casi en silencio durante una reciente visita al hospital para ver a Quinn, pero escribieron sobre su madre en un cuaderno.

«Mi madre era una persona increíble y extrovertida», escribió Kiara. «También sabía cómo hacer sonreír a las personas cuando se sentían tristes. También tenía una hermosa sonrisa que siempre iluminaría la habitación. ¡También hacía una RIQUÍSIMA COMIDA!»

Lanyssa escribió algo similar.

«Mi madre era una persona muy buena», escribió Lanyssa. «Ella se preocupaba por todos. Se aseguró de que tuviéramos todo. Ella me hizo la persona que soy hoy. Ella siempre sonrió. Ella siempre estuvo ahí para nosotros».

Elesandro está orgulloso de sus hijas y de lo fuertes que han sido. Le recuerdan a su esposa.

Dijo que Charlene se mantuvo positiva incluso cuando tenía grandes dolores, y durante los frecuentes viajes al hospital a lo largo de los años.

«A ella no le gustaba que la gente supiera que estaba enferma», dijo Elesandro. «Todos la conocían sonriente y generosa».

Charlene comentó en una publicación de Facebook este verano sobre la imprevisión del futuro, celebrando el primer aniversario de su operación de corazón.

Después de la operación, «he estado tratando de vivir mi mejor vida», escribió. «Porque es verdad lo que dicen, nunca se sabe lo que va a pasar. ¡¡¡Realmente estoy bendecida de tener una familia tan increíble !!»

Aprovechó esta publicación para anunciar que estaba embarazada de cinco meses de Quinn.

«Sí, leíste bien, estamos esperando un nuevo bebé» dijo. «¡ Y No podemos esperar a conocerlo hasta el próximo diciembre de 2018!»

Los médicos pensaron que Quinn nacería el 7 de diciembre.

Elesandro espera que sus hijas crezcan para tener el «corazón de su madre», su compasión.

Los problemas de salud de Charlene la hicieron más agradecida por todo lo que tenía.

«La vida es demasiado corta para detenerse en todas las cosas tontas», escribió Charlene en una publicación de Facebook. Trató de vivir «sin miedo» el presente porque «el mañana nunca está asegurado».

Elesandro dijo que Quinn crecerá conociendo a su madre. Dice que los recuerdos compartidos, el ejemplo de sus hijas y la conexión especial de Quinn lo garantizarán.

«Estaba con su madre, su madre lo sostuvo, no en sus brazos, sino en su vientre», dijo. «Esa conexión está ahí, y será para siempre».