Vista aérea de Almodóvar del Río
Vista aérea de Almodóvar del Río.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

CBN. El Ayuntamiento de Almodóvar del Río ha abierto el plazo de subvenciones a los estudiantes de la localidad para sufragar los gastos de movilidad y residencia del curso académico 2018/19 para garantizar el derecho fundamental a la educación y premiar el esfuerzo académico y la responsabilidad.

El concejal de Desarrollo Económico, Rubén López, ha manifestado «en esta segunda convocatoria hemos ampliado el presupuesto para dar respuesta a una mayor demanda, ante las numerosas solicitudes registradas el año pasado, sobre todo por la falta de movilidad que sufren». Esta iniciativa municipal cuenta con un presupuesto total de 15.000 euros, que se traducirá en 30 becas de 500 euros cada una. El plazo para solicitar estas ayudas está abierto hasta el próximo viernes 30 de noviembre a las 14.00 h.

La convocatoria pretende cubrir los gastos de movilidad o alquiler de vivienda y/o residencia de los estudiantes empadronados en Almodóvar del Río que cursan estudios postobligatorios en este municipio o fuera del mismo con el objeto de incentivar a la juventud para continuar ampliando su formación académica, garantizando criterios de objetividad, publicidad, concurrencia e igualdad entre los/as solicitantes.

Serán beneficiarios/as de estas ayudas los/as estudiantes que cursen estudios postobligatorios en el presente curso académico 2018-2019. Se subvencionarán los gastos para movilidad del estudiante que debe desplazarse en transporte desde su residencia familiar al centro de estudios y los gastos para residencia si el estudiante se encuentra alojado en una vivienda diferente a su vivienda familiar.

López recordó «ante la pasividad de otras administraciones de crear una alternativa de transporte, como sería el Cercanías, nos vemos obligados a paliar el perjuicio que sufren nuestros vecinos/as, atendiendo especialmente a aquellos sectores más vulnerables». Y es que, «el transporte se ha convertido en una carga considerable dentro de los gastos del curso educativo, más aún cuando bien por los horarios o la distancia, los estudiantes se ven obligados a residir bien fuera de su domicilio habitual o a utilizar su coche particular como medio de transporte».