Imagen: Córdoba CF

Javier Collado

Dobuss

El Córdoba volvía a jugar en el Nuevo Arcángel tras la derrota en Copa del Rey frente al Getafe en los últimos minutos. En esta ocasión la grada lucía diferente, todos a una a por la victoria. Aunque fue el Extremadura UD quien tuvo la primera ocasión del encuentro. 

Los de Sandoval, por su parte, estaban bastante imprecisos durante los primeros compases de la primera parte hasta que De Las Cuevas con un disparo lejano subió el 1-0 al marcador. Parece que el golazo del medio despertó a los blanquiverdes. Luis Muñoz recuperó un balón que subió el Córdoba por la banda derecha para provocar una falta al borde del área que lanzaría Jaime Romero y detendría Álvaro Fernández, cancerbero visitante. 

Los minutos pasaban en el césped del Nuevo Arcángel y ningún equipo tenía ninguna opción clara mientras se sucedían un sinfín de faltas que el árbitro permitía sin dictaminar sentencia. Javi Lara tiró desde fuera del área en un intento de adelantar el marcador pero la pelota llegó a las manos del portero. Más clara fue la de Piovaccari. El italiano regateó al defensa y su disparo salió desviado por encima de la puerta visitante. 

Cuando quedaban diez minutos para el final de la primera parte, los de Juan Sabas sacaban un córner que acabaría en gol para el conjunto visitante. Igualaba Enric Gallego el encuentro. En la celebración Piovaccari tenía un mal gesto con el delantero del Extremadura y fue expulsado por doble amarilla. El Córdoba se quedaba con 10. 

El Córdoba intentó superarse en estas circunstancias y buscó el segundo antes del fin de la primera parte con Jaime Romero por banda derecha pero su disparo se marchó desviado por la portería de Fernández. 

Comenzó el segundo tiempo como terminó el primero, con un disparo de Jaime Romero que en esta ocasión detuvo sin problemas el guardameta rival. El Córdoba empezaba a jugar con fuego, volvía a los pases imprecisos, sin sentido y con los que perdían la pelota. El equipo necesitaba savia nueva que diera un rumbo al partido.  

Mientras tanto el Extremadura seguía a lo suyo, aprovechando la ventaja de tener un jugador más para adelantar el marcador. Marcos Lavín tuvo que atajar el disparo de Marcelo Djalo. Aún así los de Sabas consiguieron hacer el 1-2 con un gol de Willy que acababa de saltar al campo. 

Entonces Sandoval decidió hacer un doble cambio dando entrada al terreno de juego a Jovanovic y Quezada por el goleador De Las Cuevas y Javi Lara, respectivamente. Con un ligero cambio de sistema, el Córdoba buscaba el empate. El partido volvía a equilibrarse tras la expulsión de Pomares, por doble amarilla. Diez contra diez y casi quince minutos por delante tenia el Córdoba para optar al empate e incluso ganar.

Jovanovic aprovechó un fallo de la defensa rival para llevarse el balón y conseguir el 2-2. Las gradas del Arcángel se vinieron arriba y serían el jugador número 12 en lo que quedaba de encuentro. Minutos de superioridad en el terreno de juego por parte de los de Sandoval.

Los minutos pasaron hasta que el Córdoba decidió que debía dar un pasito más allá y por mediación de Jovanovic hicieron el 3-2. Aún así Jaime Romero pensó que no era suficiente y en el último minuto puso el 4-2 en el marcador. El Córdoba se llevaba los tres puntos en un Arcángel entregado a la causa.