Javier Collado

Dobuss

La Diputación de Córdoba y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) han firmado un acuerdo de colaboración que permitirá, un año más, la puesta en marcha de diversas acciones formativas, una rubrica que viene a ejemplificar la apuesta decidida» de la institución provincial «por el sector agroalimentario cordobés, conscientes de su potencial crecimiento y de su capacidad de generación de empleo y riqueza en nuestros municipios».

Así lo ha indicado el máximo responsable de la institución provincial, Antonio Ruiz, quien ha asegurado que «la apuesta por la profesionalización del sector y, por tanto, la apuesta por la formación y cualificación de sus profesionales nos posibilita seguir avanzando en la senda de la calidad y la excelencia, haciéndonos cada vez más competitivos». «Desde la Diputación, llevamos a cabo una colaboración continua con las organizaciones agrarias, como el mejor vehículo para cumplir con los mencionados objetivos», ha continuado Ruiz.

El acuerdo firmado por ambas instituciones está dotado con 10.000 euros y permitirá la puesta en marcha de acciones formativas dedicadas a la obtención del carné de aplicador de plaguicidas a nivel cualificado, con un mínimo de cuatro cursos en la provincia, así como a la mejora de la cualificación profesional en materia de olivicultura, incluyéndose tres cursos de poda del olivar.

El presidente de la Diputación de Córdoba ha concluido insistiendo en que «la firma de este convenio nos permite, además, contar con la experiencia de una organización profesional del campo cordobés, que aglutina a la mayoría de los pequeños y medianos agricultores y ganaderos».