Avión de Ryanair.

Javier Collado

Dobuss

La autoridad garante de la competencia del mercado en Italia ha confirmado este miércoles que no permitirá el cobro de un suplemento por el equipaje de mano en cabina a las compañías de bajo coste RyanAir y Wizz Air.

Se espera que entre en vigor a partir del 1 de noviembre. El organismo ha publicado un comunicado en el que explica que «ha ordenado provisionalmente la suspensión de la nueva política de equipaje por parte de las aerolíneas de bajo coste Ryanair y Wizz Air, que entrarán en vigor el 1 de noviembre de 2018». A su vez subraya que, de acuerdo con la nueva política de ambas compañías, a partir del primero de noviembre los pasajeros solo podrán llevar gratis consigo una pequeña bolsa que pueda colocarse en el espacio situado debajo de los asientos. Si quieren llevar equipaje de mano en cabina, tendrán que pagar un cargo adicional.

El poder italiano considera que este sobrecoste debería estar incluido en la tarifa estándar porque aplicarlo después es «una representación falsa del precio real del billete» y «no permite la comparación real con las tarifas de las demás compañías», por lo que se está «engañando al consumidor».

El comunicado explica que «Ryanair y Wizz Air deberán suspender temporalmente todas las acciones dirigidas a solicitar un suplemento a la tarifa estándar» para el transporte de maletas pequeñas y deberán proporcionar a los clientes de forma gratuita un espacio para ellas en cabina o en la bodega.