Imagen: Córdoba CF.

Javier Collado

Dobuss

Carmen Paz. La noche de los muertos vivientes, Halloween o como queráis llamarlo. 31 de octubre, la noche en la que el Córdoba estuvo más vivo que nunca, pero acabó muerto. Los de Sandoval perdieron 1-2 ante el Getafe en la ida de los dieciseisavos de Copa del Rey. 

El balón durante los primeros compases del partido se paseaba sin éxito para ninguno de los dos equipos. Sin intensidad, sin presión, sin ganas, el balón rodaba por la propia inercia de dos conjuntos que tenían que jugar más por obligación que por otra cosa. El primer tiro a portería fue por parte de Guardiola que volvía a casa una temporada después. 

Pero fue el Córdoba quien se adelantaba en el marcador. Luismi Quezada estaba siendo el mejor del encuentro. Con un autopase, el lateral subió el balón hasta el área del Getafe aunque el balón saldría del campo. Después, el ex madridista continuaba con el balón pegado al pie y marcó el primer gol con un centro que rechazó en Bruno y que adelantó a los andaluces en el partido de ida de dieciseisavos de Copa. 

Los de Sandoval querían más, querían meterle el susto en el cuerpo al Getafe en la noche de Halloween. Alfaro con un pase atrás desde borde de la línea de fondo puso una pelota para que Blati Touré diera un zapatazo que detuvo Chichizola y evitó el 2-0. El Córdoba demostraba superioridad sobre el terreno de juego y llevaba el peso del ataque.

Aún así, el Getafe no se iba a quedar quieto. La grada del Arcángel ya conoce el espíritu de Sergi Guardiola, en estas ocasiones, quien intentó buscar el empate, pero fue Marcos quien detuvo el gol, muy atento el cancerbero local. 

En la recta final de la primera parte el Córdoba fue ganando protagonismo con el paso de los minutos. Cuando, los de Sandoval ya se veían con la victoria, en la última jugada Valentín falló un despeje que acabaría en córner y con una falta del defensa sobre Bruno el árbitro pitaría penalti. El Getafe conseguía el empate por mediación de Mata.

El segundo tiempo comenzaba como el primero sin ninguno de los dos conjuntos sabiendo por donde atacar. El balón iba de un lado a otro hasta que el Getafe volvía a tener la primera oportunidad, la cuál atajaba Marcos sin problemas.

Sandoval buscó un cambio de juego dando entrada a Piovaccari y Sebas Moyano al terreno de juego.  Y los dos comenzaron muy activos sus primeras jugadas. Aunque parecía que eran los de Bordalas quiénes estaban viviendo sus mejores momentos, manteniendo el control del balón y la presión sobre el área cordobesista. 

Cuando parecía que el Córdoba despertaba del letargo y montaba una contra, el árbitro pitaba falta sobre el Getafe cuando Alfaro se encontraba cara a cara con el cancerbero visitante. 

Finalmente en el minuto 90, Jaime Mata hacía el segundo gol. La noche de los muertos se hizo presente en el Arcángel para dejar al Córdoba frío, al igual que la grada en el partido ida. Siempre nos quedará Madrid. 

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF: Marcos; Loureiro, Quintanilla, Jesús Valentín (Aythami, min 79), Quezada; Bambock, Jovanovic Sebas Moyano, (min. 67), Alfaro, Touré, Quim Araujo; Erik Expósito (Piovaccari, min. 63) 

GETAFE CF: Chichizola; Damián Suárez, Djene, Bruno, Cabrera; Alejo (Rober Ibañez, min. 61), Maksimovic, Cristoforo (Ángel, min 79) , Portillo; Mata, Guardiola (Gaku, min. 68)

GOLES: 1-0, Quezada (min. 26); 1-1-, Mata (min. 45); 1-2, Jaime Mata (min. 90)

ÁRBITRO: Cuadra Fernández del Comité Balear amonestó con tarjeta amarilla a Loureiro, Quezada, Jovanovic, Alfaro, Valentin del conjunto local y a Djene del visitante.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la fase de dieciseisavos de la Copa del Rey disputado en el Estadio Nuevo Arcángel.