Javier Collado

Dobuss

La organización de FLORA Festival Internacional de las Flores –celebrado del 19 al 28 de octubre en Córdoba– ha despedido su segunda edición con la visita de miles de personas, que no han querido perderse la última oportunidad de disfrutar de esta cita ya imprescindible en el otoño cordobés.

Por segundo año consecutivo, Córdoba y los cordobeses han recibido al festival con los brazos abiertos, haciéndolo suyo y mostrándoselo al resto de público -nacional e internacional- hasta convertirlo en uno de los eventos anuales indispensables dentro del circuito del arte floral mundial.

El festival, organizado por ZIZAI Hotels y el Ayuntamiento de la ciudad, ha recibido casi un 7 % más de visitas por patio (45 835) que el primer año, teniendo en cuenta las difíciles condiciones meteorológicas. En total, 275.014 visitas, una cifra repartida entre seis patios, en vez de en los ocho de la primera edición. El patio más visitado ha sido el del Palacio de Orive con 54.999, seguido por el de Mateo Inurria (51.656), el Palacio de Viana (45.048), el Museo Arqueológico (41.572), la Posada del Potro (41.155) y la Diputación de Córdoba. (40.584). Un magnífico balance que deja más que satisfechos a los dos principales promotores del evento.

Un año más, FLORA ha trasladado la primavera al otoño cordobés, convirtiendo a la ciudad y a España en uno de los máximos exponentes dentro del circuito internacional del arte floral.