Espejo.

Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Espejo celebra del 1 al 4 de noviembre, la XV Edición de la Matanza Tradicional del Cerdo y la XV de la Fiesta de la Tapa, organizadas por el Ayuntamiento de Espejo con la colaboración de la Diputación de Córdoba, a través de Instituto Provincial de Desarrollo Económico (IPRODECO), y la Cofradía del Santísimo Cristo del Amor y Nuestra Señora de la Amargura, con la intención de potenciar el desarrollo de la actividad económica y empresarial del municipio.

Esta feria de muestras agroalimentaria, que se celebra en el Pabellón Municipal de Deportes y en las dependencias de la Cooperativa Olivarera ‘San Isidro’, pretende mostrar el potencial de una actividad de importante arraigo como es la matanza tradicional del cerdo y la actividad de las industrias cárnicas como uno de los elementos clave en la actividad económica del municipio.

En este sentido, la delegada de Desarrollo Económico de la Diputación de Córdoba y presidenta de IPRODECO, Ana María Carrillo, insistió en su presentación hace unos días en que “se cumplen ya quince ediciones de esta tradicional fiesta de la matanza de Espejo, un municipio cuya principal actividad ha sido la agrícola pero la amplitud de miras y el aprovechamiento de la matanza tradicional y de los recursos cárnicos han hecho que sea un importante pilar de desarrollo para el municipio”.

Asimismo la delegada señaló que “el objetivo de la feria, que cuenta con más de 3.000 metros expositivos, es conservar y difundir una parte tan significativa del patrimonio gastronómico de la localidad, una tradición arraigada y enmarcada como pilar fundamental para potenciar el desarrollo económico y turístico de la localidad” y ha añadido que “desde el Club Patrimonio se lleva a cabo una visita a esta localidad que, coincidiendo con la Fiesta de la Matanza, se ha convertido en una de las iniciativas más demandadas por los ciudadanos”.

En lo referente a las actividades, el alcalde de la localidad, Florentino Santos, desgranó los diferentes actos que se llevan a cabo entre los que cabe destacar el proceso descriptivo de la matanza, el despiece del cerdo y la elaboración del embutido, entre otras, con la intención de descubrir los secretos de la elaboración de estos productos; un desayuno molinero, en el que se podrá degustar la calidad del aceite de oliva de la tierra y el tradicional pan de leña horneado; y un taller de cocina en vivo y degustación de productos del cerdo y otros productos típicos de esta gastronomía tradicional.

Además, se llevan a cabo otras actividades como catas de aceite, exhibiciones de corte de jamón, juegos de niños, actuaciones musicales, muestra de tradiciones populares, la ruta de la tapa, visitas guiadas por el patrimonio monumental del municipio y exposición de maquinaria agrícola, entre otras. El regidor ha destacó, de entre todos los actos, “el bocadillo solidario cuyos fondos serán destinados a las personas más necesitadas del municipio”.