Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un padre dolido defiende su decisión de compartir las desgarradoras fotografías de su mujer y su bebé, la niña de la que su pareja estaba embarazada de ocho meses, en un ataúd insistiendo en que las está «honrando». Fueron asesinadas por un conductor que estaba presuntamente borracho en California el mes pasado.

Zach Kincaid publicó las imágenes del funeral en GoFundMe -donde se pueden ver las fotos, no incluidas en este artículo por su contenido sensible-, en las que se mostraba a Krystal sosteniendo a su bebé no nato Avalynn. En otra de las fotografías se puede ver al bebé muerto en primer plano.

el hombre de 34 años dijo a DailyMail.com que quería que el público entendiera su dolor y proteger a los demás: «Se trata de asegurarse de que mi mujer no haya muerto en vano». «Esta es mi manera de honrarlas. Esta es mi manera de salvar a otros», insiste.

Según publican los medios internacionales, Forestal, de 28 años, se enfrenta ahora a un máximo de diez años tras las rejas, pero el afectado Kincaid argumenta a favor de una sentencia más estricta. Por eso, ahora está haciendo campaña para cambiar la ley para que los bebés que aún no han nacido que mueran como resultado de un acto criminal considerado como personas vivas