Imagen: Andalucía Digital

Javier Collado

Dobuss

Zonas de huerta de ribera anegadas, fundamentalmente dedicadas al cultivo de naranjos, y diez viviendas, que son segunda residencia, es el balance de la crecida que ha experimentado entre la noche del pasado sábado y este domingo el río Genil a su paso por el municipio cordobés de Palma del Río.

Así lo han precisado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento palmeño, quienes han señalado que han sido las zonas de huerta de La Graja y de Pedro Díaz las que han resultado más afectadas, están situadas las viviendas afectadas en esta segunda zona, si bien los efectos de la crecida del río, que ya está volviendo a su cauce habitual, han sido mínimos, gracias a las medidas de preventivas adoptadas.

Así, desde el Consistorio, en colaboración con los agricultores y vecinos de las zonas inundables del término de Palma del Río ribereñas con el Genil, se llevaron a cabo con antelación actuaciones diversas, tales como la colocación de sacos terreros en determinados pasos de entrada habitual del agua del río con las crecidas y también mediante el sellado parcial de accesos y puertas en las viviendas existentes.