Javier Collado

Dobuss

La unión de dos borrascas, una procedente del Mediterráneo y otra del Atlántico, engendrará desde este jueves hasta el próximo domingo el primer gran temporal de lluvia del otoño. Especialmente afectadas estarán el área mediterránea peninsular y de Baleares, donde se esperan precipitaciones fuertes, persistentes y con tormentas que podrían acumular más de 100 litros de agua por metro cuadrado en 12 horas, dependiendo del día. «El último de estas características tuvo lugar en 2008.

Los episodios de lluvias intensas o torrenciales en la vertiente mediterránea son habituales en nuestro clima, pero desde 2008 no se registra un episodio tan general», dice uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. El día más adverso será el jueves, cuando se esperan lluvias en prácticamente toda la península y Baleares, en tanto que el viernes se irán restringiendo al centro y este de la península, así como el archipiélago balear, y el fin de semana se reducirán a lugares mediterráneos.

En Andalucía, los cielos poco nubosos con intervalos de nubes bajas matinales y brumas en el bajo Guadalquivir. Nubosidad de evolución diurna en las sierras, aumentando a nubosos a últimas horas en Huelva, donde no se descartan chubascos, más probables en la sierra de Aracena.

Temperaturas mínimas en descenso, localmente sin cambios; máximas en ascenso en el interior y sin cambios en el litoral. Vientos variables flojos tendiendo a la componente oeste y arreciando durante la tarde en el litoral atlántico y extremo occidental. Poniente flojo en el Estrecho, aumentando por la tarde.