Javier Collado

Dobuss

Todas y todos hemos sido turistas alguna vez en nuestra vida y hemos disfrutado el hecho de poder conocer otras culturas de cerca, poniendo cara humana al turismo.  El turismo es un fenómeno creciente en un mundo cada vez más globalizado donde las distancias geográficas decrecen. Córdoba, con su rica historia, siempre ha sido un lugar de encuentro de diferentes culturas. Esa multiculturalidad y generosidad a abrir las ventanas al mundo, forma parte de nuestras señas de identidad, y hace que estemos en el “mapa del mundo” del turismo cultural.

Partiendo de esa base, se constituye CONviviendo, una entidad no lucrativa de ámbito andaluz que aglutina a las VFT por habitaciones. Este tipo de oferta turística consiste en casas de particulares que, residiendo en ellas, ceden parte de su vivienda para uso turístico (según especifica el decreto 18/2016 del 2 de febrero de la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía). A nivel humano, lo que une a las personas que integran la Asociación es el hecho de ser amantes de la multiculturalidad, el tener la oportunidad de compartir la belleza de nuestra ciudad, y el ser generosos con viajeros de otros puntos del planeta, ofreciendo la misma hospitalidad que una vez otras personas nos brindaron a nosotros.

Como el resto de la ciudadanía, comparten el temor por la masificación del turismo, sin claras estrategias consensuadas a nivel de ciudadanía, o instituciones. Ven con enorme preocupación como el concepto de vivienda con fines turísticos está siendo aprovechado por grandes propietarios, cadenas hoteleras y fondos de inversión para especulación y negocio inmobiliario. Por suerte, aún están lejos de lo que se vive en ciudades como Barcelona y Madrid, y a tiempo de prevenir este tipo de abusos.

Desde CONviviendo creen que es necesario diferenciarse, la apuesta de nuestra ciudad tiene que ser por un turismo sostenible y de calibdad, por un perfil de turista que busque conocer, respetar o integrarse, desde un modelo de turismo amable que enriquezca la convivencia de nuestros barrios.

Las VFT por habitaciones no están dentro de ningún limbo legal, sino muy al contrario, sujetas a regulación desde hace años. Sus propietarios deben de estar inscritos en el correspondiente Registro de Turismo de la Junta de Andalucía, y tienen la obligación de tributar fiscalmente por los ingresos correspondientes. A los propietarios nos proporciona una ayuda a nuestra economía doméstica que nos facilita el poder mantener nuestras casas y familias, hecho que no siempre es fácil, en tiempos de crisis y precariedad laboral.

El modelo de viviendas compartidas y colaborativas contribuye al Derecho a Ciudad, al derecho a una vivienda digna y a construir barrio. Al dar a conocer a las personas visitantes la forma de vivir en nuestras casas y patios, contribuyendo al intercambio y favoreciendo la conservación del patrimonio cultural, social y ecológico de nuestra Comunidad Autonoma.

Con la creación de nuestra Asociación pretendemos visibilizarnos y fomentar un turismo RESPONSABLE, CERCANO y RESPETUOSO, tanto con el entorno, como con las raíces y señas de identidad culturales-sociales de nuestros barrios y ciudad.