Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Alvaro Sánchez. El mundo cofrade cordobés vivió en la tarde-noche de este pasado sábado una maravillosa Procesión Extraordinaria de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia desde la Santa Iglesia Catedral a su templo, en el 75º aniversario de su bendición.

Con mucho mimo se había preparado este día por los hermanos de la Paz y Esperanza y a ello acompañó la presencia de cofrades de toda Córdoba, la provincia y resto de Andalucía.

La Centuria Munda encabezaba el cortejo mientras que la Banda de la Salud acompañaba al sublime Paso de Misterio realzando aún más el paso del Señor de Capuchinos.

El capataz Vicente Mengual, lideraba con exquisita perfección los pasos medidos de sus costaleros en un ejercicio de armonía estética, musical y espiritual.

El recorrido, especialmente extenso e inusual para la Hermandad del Miércoles Santo dejó emotivas escenas en la calle Lineros, en San Lorenzo, en San Andrés hasta transitar por los emblemáticos Jardines de Colón, en los que se agolpó la multitud ofreciendo la sensación de que era tiempo de Semana Santa.

Excelente e inolvidable página la vivida ayer por la Córdoba Cofrade con el Señor de Capuchinos y la Hermandad de la Paz y Esperanza.