Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La Policía Local de Valladolid denunció este martes a un ciudadano por exceso de velocidad con su patinete eléctrico. Los hechos ocurrieron cuando los agentes vieron a dos personas que iban en este patinete eléctrico por la acera “sorteando a los pasajeros que se encuentra y moviéndose rápido”, según publicó la Policía Local de Valladolid en su cuenta de Twitter.

El propietario fue denunciado con una multa de 200 euros porque el vehículo no estaba matriculado y tenía una potencia superior a 30 kilowatios, la “frontera” que hace necesario “estar matriculado”.

Este tipo de vehículos pueden alcanzar un total de 55 kilómetros por hora. Esta intervención suscitó una cascada de comentarios, donde los ‘haters’ (odiadores) y los ‘expertos’ se explayaron con desahogo.