Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El Rey de España, Felipe VI, ha manifestado su «enorme orgullo» por la solidaridad «impresionante» que ha visto durante su visita al municipio mallorquín de Sant Llorenç des Cardassar, afectado por graves inundaciones el pasado martes.

Los Reyes, acompañados de la presidenta del Govern, Francina Armengol, y el ministro de Ciencia, Pedro Duque, entre otras autoridades, han visitado varias casas afectadas. Así lo ha expresado en declaraciones a los medios al finalizar la visita a Sant Llorenç, un viaje que don Felipe ha hecho acompañado de doña Letizia. «Nos vamos con una imagen muy positiva de la capacidad de solidaridad impresionante de tanta gente que se ha agolpado aquí», ha declarado.

Felipe VI ha remarcado también que los voluntarios -alrededor de 1.000 personas desplegadas por toda la comarca de Llevant este viernes- «han venido a ayudar en lo posible a gente que lo ha pasado mal» y que «tienen por delante un futuro inmediato muy difícil».

Además, el monarca ha afirmado que con su visita al puesto de mando ha comprobado cómo el «esfuerzo inmediato» se ha «visto muy bien plasmado». Asimismo, ha confiado en que haya pronto «ayuda» para que los afectados «recuperen la normalidad lo antes posible». «El mensaje que nos llevamos, en un día tan especial como hoy, es enorme orgullo por la solidaridad», ha incidido el Rey, insistiendo en que está «muy impresionado» y en que «toda España está muy pendiente» de Mallorca.