Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Roman McConn es un niño estadounidense que con solo siete años ya ha salvado la vida de 1.200 perros. Después de visitar un refugio y adoptar a una perrita que estaba a punto de morir porque nadie la quería, Roman se sintió inspirado y decidió que quería dedicarse a salvar animales.

Roman y su madre quedaron tan aterrados tras su visita al refugio que decidieron tomar cartas en el asunto: el niño decidió que en lugar de recibir regalos y juguetes por su cumpleaños, prefería obtener donaciones de dinero para ayudar a sus amigos de cuatro patas. Con el dinero recaudado en su cumpleaños, organizaron el traslado de 31 perros desde Texas hasta Washington.

Pero su labor no acabó ahí. Madre e hijo siguieron trabajando para ayudar a más de mil cachorros a encontrar una familia de acogida.

Juntos grababan vídeos presentando a los perros. El niño aparecía acompañado del animal y explicaba características del perro, como su raza o su carácter, con el fin de darlos a conocer y que lograran encontrar una familia.

Se estima que desde que comenzaron con la iniciativa en 2016 han conseguido rescatar a una media de 50 perros al mes, logrando así salvar a unos 1.200 perros de la muerte en refugios donde nadie les adoptaba.