Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Guardia Civil ha detenido en Alicante capital, La Nucia y El Campello a seis hombres de entre 39 y 46 años y una mujer de 40, que formaban una organización presuntamente dedicada al cultivo de marihuana que, según ha indicado la Comandancia en un comunicado, pretendía cultivar más de 10 toneladas de marihuana al año, con lo que planeaban «convertir la provincia de Alicante en la principal productora de marihuana de Europa».

La operación se inició tras el descubrimiento este mes de agosto de una vivienda en la que varios testigos habían observado a unos individuos sacando bolsas de basura, con lo que parecían plantas de marihuana, que luego metían en varios vehículos aparcados en la calle.

Al llegar los agentes al chalet, vieron que estaba abierto y vacío, por lo que decidieron entrar, y encontraron en su interior restos de una plantación de marihuana, de unas mil plantas aproximadamente. Durante el registro también descubrieron que había una pistola tirada detrás de una de las puertas, con una bala en la recámara, y las estancias estaban revueltas, como si hubieran salido a toda prisa.

Las evidencias halladas en la casa, llevaron a los investigadores de la Benemérita a tomar otra línea de investigación, que conducía a una red de cultivo. Esta era una de sus casas, repartidas por la provincia, que tenían como «campos de siembra» para desarrollar su producción, y que estaban dirigidas por el jefe de la organización.

Según averiguaron los agentes, la casa abandonada era una de las plantaciones de la que se encargaba un hombre que al parecer vendía parte de la producción por su cuenta, sin que el cabecilla lo supiera, hasta que finalmente lo descubrió.

Así, según ha indicado la Guardia Civil, el cabecilla «decidió darle un escarmiento con otros miembros de la banda», y fueron a la casa, donde le propinaron una paliza y se llevaron el resto de la plantación. El atacado, tras la paliza, huyó de España.

Tras varias semanas de investigaciones, los agentes llegaron hasta una de las naves de la organización, en un polígono industrial en La Nucia, en la que se acumulaban «miles de efectos para la instalación, montaje y preparación de cultivos indoor en viviendas».

Los agentes estiman que con lo almacenado en esa nave, podrían haberse montado hasta 20 viviendas más como las encontradas, por lo que estiman que han logrado impedir que se produjeran hasta 80.000 plantas al año, solo en esas viviendas. De esas plantas se hubieran conseguido más de 10 toneladas de cogollos al año.