Javier Collado

Dobuss

CBN. Mañana domingo, 7 de octubre, se celebra la 11º Jornada Mundial por el Trabajo Decente Y CCOO ha emitido una nota de prensa que reproducimos textualmente:

(…) Cambiar las reglas para hacer realidad el trabajo decente es el lema de esta 11ª Jornada Mundial , que para CCOO supone empleo de calidad, salarios dignos, condiciones de trabajo justas, protección social, acabar con las brecas de género y un sistema de pensiones fuerte y sostenible.

CCOO, junto a cientos de sindicatos y millones de trabajadores y trabajadoras de todo el mundo, volvemos a reivindicar, durante esta jornada de movilización, que el trabajo decente sea una realidad. Para ello, es necesario que las reglas impuestas por el neoliberalismo al sistema económico mundial cambien por ser profundamente injustas, por generar mayores y nuevas desigualdades, por atacar a la democracia y atentar contra los derechos laborales en gran parte del mundo. En este sentido, el sindicato considera que deben abolirse las reformas laborales que condenan a millones de trabajadores y trabajadoras a la precariedad, la inseguridad y a una nueva pobreza.

Para CCOO, cambiar las reglas para hacer realidad el trabajo decente supone empleo de calidad para todos y todas. Por ello, el sindicato reivindica el pleno empleo e insta a los gobiernos a perseguir este objetivo mediante políticas e inversión pública. Además, hay que garantizar las oportunidades de empleo para los y las jóvenes que son los más golpeados por la crisis porque el trabajo debe permitir una vida digna.

Los salarios deben recuperar su valor. Es el momento de que la recuperación económica también llegue a los y las trabajadoras. Para ello, es fundamental reforzar y extender la negociación colectiva que contribuye a retribuciones más justas y mejores condiciones de trabajo. Sobre esta cuestión, el sindicato deja claro que ningún salario debe estar por debajo de los 1.000 euros mensuales.

Asimismo, CCOO pide condiciones de trabajo justas. La competitividad empresarial no puede basarse en la reducción de los costes laborales ni en el deterioro de las condiciones de trabajo. Las reformas laborales que están condenando a la precariedad y la inseguridad en el mercado laboral deben ser abolidas y sustituidas por normas justas que garanticen el empleo de calidad. El trabajo precario debe desaparecer.

Junto a lo anterior, CCOO insiste en la necesidad de contar con un sistema de protección social y un sistema público de pensiones fuerte y sostenible que permita pensiones dignas para hoy y para el futuro.

Por otra parte, en esta 11º Jornada Internacional por el Trabajo Decente es indispensable también que se alcance el Pacto Mundial de Migraciones promovido por Naciones Unidas como compromiso global y real para una migración y una movilidad justa, regular y segura basada en los derechos de las personas. Asimismo, es fundamental que los Gobiernos orienten sus políticas a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que también promueven las Naciones Unidas, en aras a la promoción del crecimiento sostenido, inclusivo y sostenible, el pleno empleo y el trabajo decente para todos y todas. (…)