Palacio de Congresos de Córdoba/ Imagen: Andalucía.org

Javier Collado

Dobuss

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Córdoba abrió ayer sus puertas por primera vez tras 5 años cerrado y tras invertir 5,3 millones de euros en la reforma de su primera fase.

Ahora, el objetivo es atraer turismo para congresos. Desde la Junta ya se ha anunciado que ahora lo que se va a hacer es cooperar entre las administraciones para reforzar la marcha Córdoba como destino del turismo de congresos.

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Córdoba ocupa un histórico edificio del siglo XVI, declarado por sí mismo Bien de Interés Cultural (BIC), y está ubicado en un entorno declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, junto a la Mezquita-Catedral de Córdoba, y ahora con su reapertura está listo para acoger el 95 por ciento de los congresos de los que se celebran en España, en cuanto a número de asistentes.

El objetivo principal que se ha perseguido con la primera fase ha sido la mejora de los espacios del Palacio de Congresos, para hacerlos más polivalentes y atractivos a la actividad congresual, razón por la que se ha llegado hasta las citadas 922 plazas, que se transformarán en más de 1.500 una vez finalizada la segunda fase.

La segunda fase de intervención en el Palacio de Congresos, que se ejecutará a lo largo de 18 meses permitirá incorporar un reformado Patio Mudéjar, con suelo de cristal, además de un nuevo espacio, el Patio Italiano, que podrá tener uso independiente del Palacio de Congresos, junto a la cafetería del mismo, tras culminar la citada segunda fase.