Javier Collado

Dobuss

La Fundación Abracadabra de magos solidarios ha incorporado este miércoles en la planta de pediatría del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba un ‘Espacio Mágico’ para que «la magia se quede en el hospital», para recibir al mago Franky en sus actuaciones y también para que los menores hospitalizados se conviertan en aprendices de magia, fomentando su creatividad y acompañando sus largos ratos en el centro sanitario.

Según ha indicado la fundación en una nota, el mago Franky hará entrega de este ‘Espacio Mágico’ actuando para los niños ingresados. El mago realiza su labor de mago solidario, sacando tiempo entre sus espectáculos, visitando el hospital y entreteniendo a los niños. Los espacios mágicos son escenarios de fantasía y creatividad, quieren recrear mediante un ‘roll up’ o una lona junto con siluetas de decoración para la pared, un mini teatro que incorpora juegos de magia, algunos de ellos personalizables, chisteras y varitas donde los niños puedan sentirse como magos.

Es un lugar más acogedor, que plantea un pequeño rincón «divertido y mágico en el hospital». Los menores tendrán un lugar donde ver las actuaciones de los magos solidarios que visitan el hospital y también donde poder comenzar sus primeros pasos mágicos, ya que está planteado para que los niños y niñas puedan ir aprendiendo sus primeros juegos de ilusionismo. En definitiva, servirá para humanizar un poco más el espacio hospitalario donde algunos menores pasan mucho tiempo.