Javier Collado

Dobuss

María Morales. El 2018 será recordado como el año en el que el Premio Nobel reconoció el talento femenino en el campo de la ciencia. Dos científicas han sido galardonadas con este prestigioso reconocimiento.

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha otorgado el premio Nobel de Química George P. Smith, Sir Gregory P. Winter y Frances H. Arnold usar los principios de la evolución para desarrollar proteínas y anticuerpos. De esta forma Arnold se convierte en la quinta mujer en ganar un Nobel en la categoría de Química. Antes que ella lo han recibido Marie Curie (1911) y su hija Irène Joliot-Curie (1935), Dorothy Crowfoot Hodgkin (1964) y Ada E. Yonath (2009).

Por su parte, la canadiense Donna Strickland se ha convirtido en la tercera mujer en recibir el Premio Nobel de Física, 55 años después de que fuera galardonada la estadounidense de origen alemán Maria Goeppert Mayer, un camino que inició en 1903 la francopolaca Marie Curie -recibió dos galardones: en el campo de la Física y otro en el de la Química-.

«Necesitamos festejar a las mujeres físicas porque estamos ahí afuera. Es un honor para mí ser una de esas mujeres», dijo Strickland en una conferencia de prensa luego del anuncio en Estocolmo.

Strickland, que se lleva el galardón por su primera investigación publicada en una revista científica, comparte una mitad del premio con el francés Gérard Mourou «por su método para generar impulsos ópticos ultra cortos y de alta intensidad», mientras la otra mitad del galardón es para el estadounidense Arthur Ashkin. Por su parte, Ashkin, quien tiene 96 años, es ahora la persona con más edad en ser distinguido con el galardón.