Equipo de baloncesto del Colegio Salesianos.

Javier Collado

Dobuss

CBN. El PP, afirma en nota de prensa que «defenderá con uñas y dientes, frente a los “ataques permanentes del PSOE” el derecho a la libertad de enseñanza, por tanto, el derecho de las familias a elegir el modelo educativo que quieren para sus hijos».

Por ello, el PP va a presentar una moción en todos los ayuntamientos de la provincia de Cordoba “en defensa de la libertad de elección educativa y del marco constitucional del derecho a la educación”, para que “se mantenga la demanda social en el proceso de escolarización como criterio fundamental. Nos parece que este concepto protege el derecho y la libertad de las familias de Córdoba a elegir centro educativo”.

La moción surge, continúa la citada nota, una vez que el PSOE ha decido “unilateralmente”, “imponer paulatinamente un sistema educativo único, convirtiendo la educación concertada en subsidiaria de la educación pública y la asignatura de Religión en materia no evaluable y sustituirla por otra de valores cívicos”.

Así lo ha trasladado la coordinadora de Educación del PP de Córdoba, Luisa Mª Arcas, en un encuentro en Córdoba con la presidenta de la Confederación Nacional Católica de Padres (CONCAPA) de Andalucía, Mª Luisa Lucena, y en el que también han participado la coordinadora general del PP de Córdoba, Beatriz Jurado, y el portavoz popular en el Ayuntamiento de Córdoba, José Mª Bellido.

Arcas ha aseverado «que con esta moción el PP trata de apoyar a las miles de familias que apuestan por la educación concertada en Córdoba y ha defendido el derecho de los padres a elegir qué tipo de educación quieren para sus hijos y ha mostrado su confianza en el modelo que sigue la educación concertada y en el trabajo de los profesionales que desempeñan su labor en este ámbito».

“No podemos permitir que el gobierno de Pedro Sánchez, a través de su ministra, intente poner en tela de juicio una educación que es elegida por miles de familias cordobesas no respetando el derecho a la libertad de enseñanza recogido por la Constitución Española”, ha afirmado Arcas, confiando en conseguir el respaldo de las restantes fuerzas políticas en defensa de la libertad de las familias para decidir dónde escolarizar a sus hijos.

En este sentido, concluye la nota, «reprocha al gobierno de la Junta de Andalucía su “complicidad” con las órdenes dictadas desde Madrid, porque ambos han “amenazado la libertad de enseñanza, a los centros concertados y, por tanto, a las miles de familias cordobesas que apuestan por un centro de estas características”. Arcas ha recordado que tanto los centros públicos como concertados “se sostienen con fondos públicos” y por tanto la administración autonómica debe “favorecer el derecho de las familias a elegir la educación que quieren para sus hijos”.