Javier Collado

Dobuss

CBN. Una enfermera del Sheffield Children’s Hospital (ubicado en Sheffield, ciudad inglesa del condado de Yorkshire del Sur) se encontraba en agosto pasando unos días en un hotel de Ibiza celebrando su 50 cumpleaños cuando vio a un joven en el fondo de la piscina del establecimiento, según informa el Diario de Ibiza.

Según explica la propia enfermera Val Kellett al periódico The Star, «un camarero y yo conseguimos sacar el cuerpo del agua. Estaba azul marino y no se movía». La enfermera, que es experta en maniobras de reanimación en el hospital inglés en el que trabaja inició la RCP (reanimación cardio pulmonar), pudiendo mantener con vida al joven hasta que llegó una ambulancia, «que no tardó más de 10 minutos».

Explica a la prensa inglesa que «un ahogamiento puede ser fácilmente reversible siempre que se actúe a tiempo y que se tenga muy clara cuál es la intervención inicial. Esto marca la diferencia».

Cuenta que el joven fue trasladado al hospital de Ibiza y permaneció en cuidados intensivos dos semanas y media «sin que los médicos tuviesen claro si sobreviviría. Pero al final lo hizo». Ya está en Gran Bretaña llevando una vida normal y en agradecimiento a su salvadora, su familia y él han donado 11.000 euros al departamento de Emergencias del hospital de Sheffield.

Fuente: Diario de Ibiza