Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sánchez. El Muser Auto Basket de Córdoba sigue construyendo su nuevo proyecto deportivo y podría decirse que acaba de edificar una de sus torres; y es que el club cordobés acaba de fichar a Carlton Allen, un jugador norteamericano que se suma a la plantilla que dirige Jesús Lázaro y que espera dotar al conjunto de muchas y buenas cosas, algunas de las cuales se ven nada más observar al deportista: un pívot nato de 208 centímetros y 109 kilos de peso que trae, sin duda alguna, una buena dosis de centímetros y de intimidación.

Se trata de la primera incorporación extranjera del Muser Auto para esa temporada 2018-2019 y un pívot del que se espera que contribuya a mejorar el juego interior en ataque y a garantizar el rebote en defensa. Nacido hace 23 años en Ewing, New Jersey (USA) y tras su paso por la Life Center Academy en Burlington, Allen ha jugado durante tres temporadas en los Manhattan Jaspers de la Universidad de Manhattan. Allí, el baloncestista ha mejorado su aportación año tras año, con prestaciones sobresalientes que han ayudado a que su equipo ganase dos campeonatos de la MAAC (Metro Atlantic Athletic Conference), una de las conferencias que componen la División I de la NCAA, formada por los estados norteamericanos de Connecticut, Nueva Jersey y Nueva York.

El pívot estadounidense ha terminado de formarse en la NBL Combine de Canadá, una serie de eventos, partidos y entrenamientos en la que los jugadores participantes muestran sus habilidades a entrenadores, gerentes y propietarios de clubes con la esperanza de firmar un contrato profesional de baloncesto en la Liga Nacional de Baloncesto de Canadá. Con esta experiencia y estos resultados, el fichaje de esta pieza para el juego interior del Muser Auto se sitúa como una pieza clave para subir el nivel medio del equipo cordobés y cosechar buenas actuaciones en los diferentes duelos de la temporada regular de la Liga EBA en la que participa el club.

Con esta buena carta de presentación, Carlton Allen aterriza en la ciudad califal para sumarse a un proyecto ilusionante. Y precisamente ilusión también es la que tiene el club con su llega y su buena carta de presentación. La oferta del Muser Auto le abre las puertas en el baloncesto europeo y le ofrece la posibilidad de completar su formación en el ámbito internacional; para así poder demostrar la calidad que atesora. Su primera cita con el equipo será mañana viernes, 28 de septiembre en el Palacio de Deportes Vista Alegre, en el último partido de pretemporada ante el CB Andújar. Desde las filas del Muser Auto se le da la bienvenida al jugador norteamericano y se depositan muchas esperanzas tanto en él como en el resto del combinado. Mucha suerte a todos.