Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La conexión por ferrocarril de Alta Velocidad (AVE) a Granada se pondrá en servicio a finales de junio de 2019, según anunció el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, tras supervisar las pruebas que se realizan en esta infraestructura.

Como primer paso, el Ministerio prevé conectar por ferrocarril Madrid y Granada a partir del próximo mes de noviembre a través de la vía de Moreda con el fin de terminar con el aislamiento ferroviario que padece esta provincia desde hace tres años y medio.

El ministro ha hecho este anuncio tras reunirse este martes con la comisión de seguimiento de las obras del AVE y realizar previamente el recorrido Antequera-Granada en el tren de pruebas para comprobar de primera mano el funcionamiento y la evolución de los trabajos para la puesta en marcha de la Alta Velocidad en Granada.

Según Ábalos, la fase de pruebas del AVE está avanzando «a buen ritmo», con lo que, si todo sigue de acuerdo a lo previsto y no es necesario reajustar nada de los sistemas de seguridad, las pruebas podrían estar finalizadas en la segunda quincena de enero del próximo año.

A este «hito» le seguiría un proceso de formación de maquinistas y de recorridos y simulaciones comerciales que podría prolongarse durante un plazo de unas catorce semanas. Posteriormente, se remitirían todos los datos a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, que es quien tiene que dar la autorización para la puesta en servicio definitiva.

Todos estos plazos llevan al Ministerio de Fomento a pensar que el AVE a Granada podría ser una realidad a lo largo de junio de 2019. «No es cuestión de voluntad política, es una realidad técnica; lo que importa es que entre en servicio con seguridad», ha remarcado el ministro.

Como medida adicional, y con el fin «para acabar con el aislamiento ferroviario en Granada en la etapa anterior», el ministro ha avanzado que se «reabrirá la conexión entre Madrid y Granada vía Moreda en noviembre de 2018». En este caso, se pondrá en servicio una frecuencia diaria por sentido, con parada en Linares (Jaén), que Renfe explotará con trenes Talgo que realizarán el trayecto en un tiempo estimado de viaje de cinco horas y media.