Guardia Civil.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El secretario general de AUGC en Córdoba, Juan Ostos, y el responsable de relaciones institucionales, Francisco Cruz, se reunieron ayer con la Subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, a quien le han expuesto que “el acuerdo suscrito por las asociaciones profesionales de la Guardia Civil y los sindicatos de la Policía Nacional con el anterior Gobierno, y asumido por el actual ejecutivo, debe respetarse en todos sus términos y llevarse a efecto con la menor dilación posible, hasta alcanzar la equiparación salarial de ambos cuerpos estatales con las policías autonómicas, poniendo fin así a una injusticia que dura ya demasiados años”.

Además le han trasladado a la representante gubernamental que “esa equiparación salarial debe ir acompañada de otro tipo de cambios muy necesarios, como es la equiparación profesional con la Policía Nacional y resto de cuerpos, la aprobación de un Catálogo de Puestos de Trabajo, la implantación de turnos de trabajo, la inaplicación del Código Penal Militar, la implementación de medidas que atajen la alta tasa de conductas suicidas, la completa integración de la mujer, el derecho de sindicación, y en definitiva una serie de reformas que no pueden esperar más”.

Por otro lado, los representantes de AUGC le han trasladado a la Subdelegada su preocupación por los elevados índices de criminalidad en esta provincia, y le han pedido que “reclame al Ministerio del Interior y a la Dirección General de la Guardia Civil que se cubran todas las vacantes existentes en la Guardia Civil de la provincia de Córdoba, así como que se incremente el catálogo, dejando de tratar a Córdoba como una provincia de segunda en lo que a seguridad pública se refiere”. Y le han expuesto que “es necesario acometer lo antes posible una reorganización del despliegue territorial, creando Puestos Principales con efectivos suficientes para prestar un servicio adecuado a todas las poblaciones, porque el despliegue actual es ineficiente, al estar invirtiendo presupuesto y recursos humanos en unidades y cuarteles que están inoperativos la mayor parte del tiempo”.

Así mismo han insistido en la necesidad de mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas existentes en varios acuartelamientos de la provincia, algunas de las cuales se encuentran pendientes de reformas desde hace años, y han reiterado que deben buscarse unas instalaciones provisionales mejores a las actuales tanto en La Carlota como en Espejo.

En cuanto al parque móvil de la Guardia Civil en la provincia de Córdoba, AUGC ha expuesto que es necesario irlo renovando, porque la situación actual no es buena, como ha reconocido recientemente la propia jefatura provincial de dicho Cuerpo, la cual considera que la actual flota sería suficiente cuantitativamente si se encontrara en buenas condiciones, pero no es así, puesto que un elevado porcentaje de los vehículos existentes son muy antiguos, con mucho kilometraje acumulado y sufren continuas y costosas averías.

Por último, los representantes de AUGC le han deseado toda la suerte y acierto a Rafaela Valenzuela en su gestión, y se han puesto a su disposición para trabajar conjuntamente por el objetivo común de que los hombres y mujeres de la Guardia Civil puedan prestar su servicio a la sociedad en las condiciones más idóneas y respetando plenamente sus derechos laborales.