Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El yacimiento arqueológico cordobés de Medina Azahara, recientemente distinguido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, ha sido el marco en el que se ha estrenado la ‘Rapsodia hebrea’, una obra inspirada en los cantos de sinagoga ‘Yigdal Elohim’ escritos por el filósofo cordobés Maimónides y musicalizada por el compositor Danilo Lorenzini.

Se trata de uno de los conciertos más relevantes de la novena edición del Festival Internacional de Piano del Guadalquivir (FIPG), que este año lleva por lema ‘De Oriente a Occidente’, según ha explicado la pianista y directora del certamen, María Dolores Gaitán.

Gaitán, creadora de este espectáculo, titulado ‘Al Zahara in Music’, ha especificado que el recital contará como novedad con la unión de instrumentos antiguos con modernos junto con la danza oriental y clásica contemporánea. Se trata del primer concierto que se ha celebrado en la ciudad palatina desde que fue designada por la Unesco Patrimonio Mundial de la Humanidad, y para ello se ha querido contar con un despliegue importante de músicos.