Central Park - Adidas Soccer Ball by (CC BY-ND 2.0)

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El Córdoba no ha comenzado nada bien la temporada, pero espera de la mano de Sandoval comenzar con esa dinámica positiva que le permita sumar cada jornada cuanto antes.

La cuarta temporada consecutiva del Córdoba en LaLiga 123 no ha comenzado todo lo bien que se esperaba. Ya desde el inicio los problemas con Francisco, el que fue nuevo entrenador durante unas semanas, crearon un ambiente enrarecido en un conjunto que debería pelear más por la parte delantera de la clasificación que por la trasera, a la cual se está habituando en los últimos tiempos.

Por eso, como bien sabe su actual técnico, José Ramón Sandoval, de lo que se trata es de

Central Park – Adidas Soccer Ball by (CC BY-ND 2.0)

ir, como diría un sabio de este deporte, partido a partido, tratando de hacerlo lo mejor posible en cada uno y sacando el mejor rendimiento de los futbolistas en cualquier condición que se presente. El esfuerzo ha de ser innegociable, así como la pelea por cada balón durante los encuentros que disputen.

Situación menos delicada para Sandoval

Así es como la campaña pasada se logró llegar a una salvación que parecía prácticamente imposible. Recordemos que en aquel entonces el milagro se produjo cuando el equipo logró levantar los 17 puntos que tenía de distancia con respecto a los clubes que no estaban en posiciones de descenso para salvar la categoría prácticamente en la última jornada. Por lo que ahora mismo la situación no es alarmante, aunque no se quiere tentar a la suerte llegando al mismo punto de partida que en el curso pasado.

Por lo tanto, si analizamos el equipo y el cómo se logró la permanencia hace tan solo unos meses, parece obvio pensar que lo mejor es tener durante la temporada varias rachas positivas encadenando muchos partidos sin perder, lo que te permite sumar puntos e ir hacia arriba tanto en la clasificación como moralmente.

Y es que, eso es lo bueno y lo malo, a la vez, de una competición tan igualada como la Segunda División. En esta, un equipo puede estar por abajo, pero gana tres partidos seguidos y se mete de lleno tanto en la lucha tanto por el ascenso como por el liderato. Aunque, eso sí, el gran inicio que está realizando el Málaga le colocan por méritos propios como el máximo favorito en las apuestas para ganar LaLiga 123, por lo que, si mantiene el nivel, será muy complicado que alguien le arrebate el título de campeón.

La clave: acumular muchos partidos sin perder

La temporada pasada concluyó con cuatro victorias del Córdoba, que le dieron los 12 puntos necesarios como para terminar en esa majestuosa decimosexta plaza a la que no aspiraba en invierno. Pero no hay que olvidar que, entre medias, el equipo cogió dos rachas casi consecutivas de cinco y tres encuentros sin perder. Y es que de ahí es de donde llegaron las esperanzas de la salvación tanto a la afición como a la propia plantilla, de esa cantidad de partidos consecutivos casi sin perder.

Todo ello indica que para este curso la idea es un poco la misma, pelear cada punto como si fuera el último para buscar desde ya esa suma de los 51 obtenidos la campaña pasada para lograr la permanencia. Pero ayudaría bastante comenzar cuanto antes para evitar situaciones límite que puedan acabar con el Córdoba descendiendo.

Por ello, la meta a corto plazo se marca en el parón de invierno, cuando la campaña ya ha avanzado bastante y se pueden sacar conclusiones de la marcha del equipo. Hasta entonces, salvo algo muy raro, Sandoval seguirá al mando para tratar de conseguir los mismos resultados que hace unos meses encandilaban a una afición que solo vivió en el Nuevo Arcángel una derrota en sus ocho últimos duelos.

Los puntos no se discuten en el Nuevo Arcángel

Este punto fue otra de las claves del milagro obrado en la 2017-2018. Los de Sandoval sumaron infinidad de puntos en casa, donde, además, certificaron su permanencia gracias a un espectacular 3-0 contra el Sporting de Gijón, que terminó cuarto en la clasificación. Y es que, desde el mes de febrero solo el Huesca, el Oviedo y el FC Barcelona “B” se llevaron la victoria de Córdoba, lo que demostró que le Nuevo Arcángel es una gran fortaleza.

De hecho, analizando la temporada en general de los verdiblancos el curso pasado, es obvio que si se quedaron en Segunda fue gracias a que sacaron muchos más puntos en casa que fuera. Esas 10 victorias, cuatro empates y siete derrotas les dieron alas a los cordobeses, mientras que lejos de su estadio apenas sumaron cinco triunfos y dos empates, para un total de 17 puntos.

La Copa del Rey no es un objetivo

Por otro lado aún queda por resolver su futuro en la Copa del Rey. Al haberse clasificado en la anterior ronda, eliminando en casa al Gimnástic de Tarragona por 2-0, el Córdoba tendrá en el horizonte un nuevo enfrentamiento ante Elche. Este no se producirá hasta el 17 de octubre, pero parece que esta competición lo único que crea es la ilusión de poder enfrentarse a algún grande de LaLiga Santander en las próximas citas.

Por esa razón, parece que el técnico madrileño podría sacar a jugadores menos habituales en ese encuentro ante el Elche aunque con la intención clara de competir por el partido. Es importante para el club la caja que se puede hacer si te toca un Atlético de Madrid o un Real Madrid en las próximas rondas, ya que llenas el estadio con precios altos, lo que supone una inyección importante para afrontar, por ejemplo, fichajes en el mercado de invierno.

De ahí que a la Copa del Rey se le dé el valor que tiene, el de crear ilusión y esperanza en la afición, pero siendo conscientes que esta no le dará nada bueno para una temporada que no ha comenzado todo lo bien que debería y en la que el Córdoba debe sumar un par de victorias cuanto antes para comenzar a mirar a la parte delantera de la tabla y no a la trasera.

Otros de Andalucía

Por su parte, los otros cuatro equipos andaluces que comparten división con los blanquiverdes están teniendo unos inicios muy distintos. Ya hemos destacado el del Málaga, que tras su descenso desde Primera División parece tener las ideas muy claras sobre cómo regresar a la mejor categoría de España. Mientras, el Granada también se está mostrando muy sólido hasta el momento, aunque así comenzaron las cosas en el equipo nazarí la pasada campaña y terminaron de aquella manera, por lo que no conviene lanzar aún las campanas al vuelo.

Algo peor le está yendo tanto al Cádiz como al Almería. Los primeros esperan poder volver a estar en la pelea por el ascenso, mientras que los segundos tienen un objetivo muy similar al del Córdoba, evitar el descenso y a partir de ahí todo lo que venga será bienvenido.

Por lo tanto, ahora solo queda esperar para ver cómo evolucionan tanto los cinco conjuntos andaluces que hay actualmente en LaLiga 123 como la propia División en sí, que suele tener grandes sorpresas escondidas durante la temporada, ya que la igualdad existente y las exigencias de un calendario tan duro, de 42 jornadas, hacen que cada curso dé muchos tumbos y sea muy difícil pronosticar sus resultados.