Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Cuatro niñas, que se conocieron en 2016 durante su tratamiento contra el cáncer, volvieron a reunirse y fotografiarse juntas para ofrecer un testimonio de que se puede vencer el cáncer infantil.

Las pequeñas estuvieron ingresadas en el Johns Hopkins All Children’s Hospital de Florida, donde volvieron a verse.

«Todas estaban en fase de tratamiento  la primera vez que coincidieron», indicó Alyssa Luciano a Fox 13 News, cuya hija Ava fue diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda, al igual que sus amigas Lauren y McKinley.

La cuarta del grupo, Chloe, fue diagnosticada con un raro cáncer de pulmón aproximadamente al mismo tiempo. La primera vez que las cuatro chicas, ahora con edades de 4 y 5 años, se reunieron para una sesión de fotos fue en septiembre de 2016, y todas estaban vestidas de rosa.

Según el blog del hospital, la sesión de fotos se improvisó sobre la marcha, pero las chicas se hicieron amigas rápidamente en las salas del hospital durante el tratamiento.

En septiembre de 2017, se reunieron nuevamente para una foto especial con camisetas con palabras de motivación.

Pero ahora, todas las chicas pudieron ponerse camisetas «de supervivientes» doradas, lo que hizo que la foto fuera aún más significativa.

«Hemos terminado», dijo la madre de Lauren, Shawna Glynn. «Lauren ha terminado su tratamiento el pasado lunes».

Glynn dijo que las circunstancias que rodeaban la amistad de las chicas les facilitaban la tarea. «Tenía 3 años y perdió todo su cabello, pero como sus amigas en el hospital tenían el mismo aspecto, le supuso algo de normalidad».

La madre de McKinley, Karen Moore, dijo que también era tranquilizador para los padres, quienes rápidamente se dieron cuenta de que no estaban solos. «Tener a otras madres con quienes relacionarse ha sido fenomenal», dijo a Fox 13 News. «Solo por conocer que otras personas lo estén pasando igual que nosotros».

Septiembre es el mes de Concienciación sobre el Cáncer Infantil, y las mamás han comentado que piensan reunirse nuevamente el próximo año para que las niñas se fotografíen de nuevo.