Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

En la imagen, pintada en la plaza de Pepe Mena, junto a la calle Ollerías y el centro cultural María Victoria Atenci, Pablo Ráez aparece con el puño en alto y con el móvil en la otra mano, ya que su batalla contra la leucemia la libró también en las redes sociales desde donde movilizó a muchas personas para que donasen médula.

El graffiti fue realizado por artista callejero Lalone, que ha querido recordarlo sonriente como él era y rodeado de ángeles en un mural de al menos 14 metros.  Pablo Ráez falleció el 25 de febrero de 2017, después de una larga y ejemplar lucha contra la leucemia.

Nunca perdió la sonrisa ni la esperanza de que la gente se concienciase de la importancia de donar. Ahora su mural sigue gritando «dona médula, dona vida» a todos aquellos que lo ven, motivando a la población a sumarse a esta buena causa.