Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La presidenta de la Junta Municipal de Distrito Periurbano Este, Carmen González, la representante de Alcaldía en la barriada de Alcolea, Isabel Sereno, y Julián Hurtado de Molina, del Instituto Español de Ciencias Histórico-Jurídicas y Cronista Oficial de la Ciudad, han presentado el programa conmemorativo del 150 aniversario de la Batalla del Puente de Alcolea, que se desarrollará con múltiples actividades en la barriada, desde el 22 al 30 de septiembre, y la celebración, del 22 al 27 de septiembre, en la Facultad de Filosofía y Letras, de las II Jornadas de Historia Democrática tituladas ‘Córdoba en el Sexenio Democrático (1868-1873)’.

En rueda de prensa, González ha agradecido y elogiado el trabajo y la enorme aportación realizados por la ciudadanía de Alcolea y sus órganos de participación ciudadana, tejido asociativo y cultural, ya que sin ellos no habría sido posible poner en pie la actividad del 150 aniversario, aunque haya estado el Ayuntamiento y sus distintas delegaciones acompañando.

También, ha animado a toda la ciudadanía a participar en las actividades, que incluyen una recreación histórica de la batalla, con más de 150 figurantes y participantes, una obra teatral por la Asociación de Mujeres Nueva Luz, concierto de la Orquesta de Córdoba, Zarzuela, mercado artesanal y convivencia vecinal, o el acto de homenaje a Antonio Carbonel y presentación del libro ‘Recopilación de Textos Históricos de Alcolea’, a cargo de María Ángeles Velasco.

Isabel Sereno ha destacado la aportación de los vecinos y vecinas del barrio que han formado parte del grupo de trabajo y de todas y cada una de las personas que han contribuido al programa de la conmemoración, que recoge actos de homenaje y recuerdo histórico como el acto de descubrimiento de la placa homenaje en el Puente de Alcolea a los que lucharon por la libertad y la democracia, el viernes 29 de septiembre, a las 19.00 horas. O el domingo 30 de septiembre, que en los jardines centrales de la barriada se entregará una corona de laurel en el monumento a los caídos, a las 10.30 horas.

En este sentido, hay que hacer hincapié en que el Puente de Alcolea contará a partir de 2018 con la placa que recordará y reivindicará su historia en el camino hacia la libertad y la democracia, lo que constituirá un hito en la puesta en valor del patrimonio histórico y la memoria de la barriada y de Córdoba.

Sobre el 150 aniversario, Hurtado de Molina ha señalado que “era el momento de reivindicar ese papel tan importante que tuvo Alcolea y Córdoba en definitiva en el desarrollo de esa etapa de la historia de España que fue un auténtico revulsivo. Se trata de un momento de inflexión, con la revolución democrática de 1868, que supone que Córdoba sea el epicentro de la primera ocasión en el que hay un movimiento democrático en nuestro país”.

En el texto de presentación del programa conmemorativo, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, subraya que “pocos enclaves tan humildes guardan tanta historia en sus trescientos pasos de longitud, como el Puente de Alcolea, donde hace 210 años y 150 años, se desarrollaron dos batallas trascendentales para la historia de nuestro país. La Batalla de 1808 contra las tropas Napoleónicas de Dupont y la del 28 de septiembre de 1868 entre los ejércitos revolucionarios de Serrano y el monárquico del Marqués de Novaliches y que provocó la caída de Isabel II”.

“El visitante busca en vano a lo largo del puente, alguna indicación acerca de los dos hechos históricos ocurridos aquí. En vano. No hay monumento. No hay panel informativo. Y ello a pesar de que, como consecuencia de la derrota monárquica, este país se dotó de la Constitución de 1869, la más progresista de la Europa de aquel tiempo”.

Ésta “consagraba la libertad religiosa y establecía, por ejemplo, que ningún español pudiera ser privado “del derecho de emitir libremente sus ideas y opiniones, ya de palabra, ya por escrito, valiéndose de la imprenta o de otro procedimiento semejante. Recogía el derecho a reunirse pacíficamente y a asociarse para todos los fines de la vida humana que no fueran contrarios a “la moral pública”.

No es positivo que haya desmemoria en torno a todo ello, empezando con este puente de tanto abolengo y por ello esta celebración que quiere poner en valor aquellos hechos y reivindicar su espíritu de libertad que se resumió en el grito que, desde Alcolea, se extendió por todo el país de: “¡Viva España con honra!”.