Imagen: Diario de Transporte

Dobuss

Aura es una heroína. La mujer, que viajaba en el trayecto de Villaviciosa a Oviedo, reaccionó con rapidez y evitó que se repitiera la tragedia de Avilés. Cogió el volante y logró detener el bus.

«Ni lo pensé». Aura evitó una nueva tragedia como la de Avilés ocurrida hace escasas semanas. Aura Anahí Chávez iba con su hijo en brazos cuando se dio cuenta de que el conductor empezaba a perder el conocimiento. En declaraciones a la Televisión del Principado de Asturias la mujer explicó cómo el vehículo empezó a perder la velocidad y chocar contra el guardarraíl en El Berrón, en Siero (Asturias). Lo que sí recuerda Aura es que sus reflejos no le fallaron.
«Cuando llegué no estaba desmayado del todo, era como que quería reaccionar; entonces yo me metí entre él y el volante para poder frenarlo, al final puse los intermitentes», ha relatado. En ese momento ha explicado que preguntó al conductor si estaba bien, por que le vio «blanco pálido» y él le contestó que estaba bien.
Aun así Chávez no lo dudó y como destaca ella misma. «Al ver que chocó dos o tres veces contra la mediana, y que el vehículo empezó a agarrar velocidad, porque se metió de nuevo al carril izquierdo… Y al ver que la señora de delante pegaba al conductor y no contestaba. Fue lo que se me vino a la cabeza. Estaba superconfiada en mí, porque manejé alguna vez un autobús», declara ahora satisfecha a La Nueva España.
El suceso tuvo lugar en el servicio Llanes-Oviedo de las 17 horas. Tras sufrir esa indisposición el conductor, el autobús fue perdiendo velocidad e incluso llegó a colisionar lateralmente con el guardarraíl izquierdo, el que da a la mediana, rozándolo. En ese momento, la viajera actuó y consiguió detener el vehículo en el arcén.
Afortunadamente, no hubo que lamentar heridos ni daños entre los viajeros,quienes esperaron 25 minutos la llegada de otro conductor que completó el trayecto hasta Oviedo, una vez se comprobó que no existían daños.