Javier Collado

Dobuss

La Junta de Andalucía equiparará a partir de este año y de forma progresiva los permisos por paternidad y maternidad del personal del sector público autonómico, de forma que el otro progenitor disfrutará de un permiso retribuido e intransferible de cinco semanas en 2018, que llegará a diez semanas en 2019 y a 20 semanas en 2020.

Esta equiparación forma parte del acuerdo marco de la Mesa General de Negociación Común para la mejora de la calidad del empleo público y de las condiciones de trabajo del personal del sector público andaluz firmado este viernes en el Palacio de San Telmo por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, con los sindicatos UGT, CC OO y CSIF.

Junto a la jornada de 35 horas, otra de las medidas que tendrán «efecto inmediato» será el incremento del 1,5% de las retribuciones de todo el personal del sector público con efecto retroactivo desde el 1 de enero, subida que se percibirá en la nómina de julio, lo que supondrá la incorporación en la próxima nómina de una media de 211 euros en concepto de atrasos. Asimismo, una vez lo apruebe el Consejo de Ministros, se añadirá una subida del 0,25% adicional con efectos de 1 de julio. Por su parte, en el año 2019 se aplicará una subida fija del 2,25%, y en 2020 otra más del 2%.

A esta cuantía se incorporará cada 1 de julio una subida adicional variable del 0,25% en 2018; del uno% en 2019, y del 1,25% en 2020, de modo que en el periodo 2018-2020 los empleados públicos se beneficiarán de un incremento del 7,25% en sus retribuciones, pudiendo llegar al 8,79% por aplicación de los fondos adicionales; ya que el acuerdo también contempla la generación de fondos adicionales hasta el máximo de lo permitido por la legislación estatal, equivalente al 1,35% de la masa salarial para atender sectores considerados de especial relevancia.