Javier Collado

Dobuss

CBN. La programadora informática Lyndsey Scott, de 31 años, está en el equipo de iOS para Apple, siendo una prestigiosa ingeniera de software que le ha llevado a realizar tutoriales de video para niños junto a Bill Gates y Mark Zuckerberg en Code.org.

Lindsey además es modelo de Victoria’s Secret. Pero a pesar de su brillantez (o tal vez por eso), ha sido presa de mensajes irónicos en redes sociales cuestionando su valía.

Desconocidos anónimos en Internet piensan que, debido a que es bella, no sabe programar correctamente.

No obstante, siendo una de las pocas mujeres que prospera en las industrias de las pasarelas de moda y en la tecnología, Lydnsey no tiene tiempo para contestar a quienes dudan de sus capacidades:  «Normalmente trato de ignorar la negatividad, pero en esta ocasión decidí entrar a la sección de comentarios «, escribió. «No estoy tratando de presumir, solo estoy mostrando hechos objetivos con la esperanza de convencer al menos a un comentarista negativo de que los programadores pueden proceder de diferentes géneros, razas, sexo, condición física, etc…. para que puedan pensárselo dos veces antes de dudar de otras mujeres y niñas».

«Los comentarios iniciales estuvieron se hicieron en un post de Reddit que mostraba a Lyndsey en la pasarela de Victoria’s Secret. La leyenda de la imagen decía: -«Esta modelo de Victoria’s Secret puede programar código en Python, C ++, Java, MIPS y Objective-C-«.

Pero algunos eran escépticos. Más de uno se burló de sus habilidades y dijo que podía imprimir Hello World, una frase típica de iniciación de un aprendiz a la programación.

Otra persona no dudaba de sus habilidades, pero cuestionó la calidad de las mismas, diciendo: «Cualquiera puede programar y escribir código, aunque no mucha gente puede escribir código correctamente. Los idiomas son fáciles de aprender, pero el código  escalable, legible, fácil de mantener y eficiente no lo es!.

Sin embargo, ella terminó la publicación diciendo: «Puedo vivir mi vida haciendo todo lo que amo. Leyendo estos comentarios, entiendo por qué el 41% de las mujeres en carreras técnicas se retiran debido a un entorno de trabajo hostil, imagínate».

«Muchos usuarios elogiaron a Lyndsey por responder e instó a otras mujeres a involucrarse en el sector tecnológico. Un usuario escribió: «Con tanta tecnología mundial diseñada exclusivamente por hombres, es esencial que participen más mujeres, ya que representan casi el 60% de la población».

Otro dijo: «Gracias, Lyndsey. Como mujer que ha trabajado en el sector de la tecnología, me he enfrentado durante años a hombres que «cuestionaban» mi credibilidad. La idea ridícula de que las mujeres que trabajan en el sector tecnológico tienen que ajustarse a una imagen predefinida es agotadora. Usted es maravillosa»