Taxi.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Los taxistas de Vigo tendrán que esperar a que las mujeres entren en su casa antes de continuar la marcha, en una medida que supone un refuerzo a las medidas antiacoso impulsadas por el ayuntamiento dirigido por Abel Caballero.

La nueva normativa ha sido consensuada con las dos asociaciones que representan a los 550 taxistas de la ciudad. El presidente de la Asociación de Autopatronos del Taxi, Manuel Chorén, explica a La Voz de Galicia que están de acuerdo con esta medida ante «el creciente problema de los malos tratos» y recordó que para los taxistas sólo supone «unos segundos de espera».

Y no es la única medida antiacoso del consistorio, ya que también se han establecido las paradas a demanda en los autobuses. De esta manera, las mujeres pueden pedir parar en los horarios nocturnos donde se le pida al conductor, independientemente de dónde estén las marquesinas, siempre que esta parada esté dentro del recorrido del autobús.