Harmoni es con 4 años, un ejemplo de superación/ Imagen: Mediaset.

Dobuss

Harmoni ha conseguido a sus cuatro años algo que parecía impensable, empezar el cole. Con solo 10 meses de edad, sufrió una terrible meningitis tras la que le tuvieron que amputar los brazos y las piernas. Los médicos llegaron a recomendar a los padres que le quitaran el soporte vital porque no tendría calidad de vida, pero ellos se negaron en rotundo. Con sus nuevas prótesis, la pequeña hace una vida completamente normal y sonríe como cualquier niño de su edad.

Harmonie Ros a pesar de su preciosa sonrisa no lo ha tenido fácil en su todavía corta vida. Con sólo 10 meses le diagnosticaron meningitis severa, su estado era tan grave que los médicos aconsejaron desconectar a la pequeña. Los profesionales les dijeron a los padres que al perder todas las extremidades no tendría calidad de vida, pero ellos se negaron en rotundo.
Con 4 años afronta su primer día de cole con ilusión, como cualquier niño. Gracias a las prótesis lleva una vida totalmente normal, unas prótesis a juego con las de su muñeca. Aunque sin ellas, Harmonie Rose ha conseguido superar todas las barreras, porque cada pasito es una batalla ganada.
Salta, juega, come e incluso pinta y dibuja sin ayuda de nadie. Una niña tan perfecta y bonita como todas las niñas, es todo un auténtico ejemplo de superación.