Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un vecino jubilado de Tomiño, en Pontevedra, ha encontrado su propio método para matar a las peligrosas avispas velutinas. Acaba con ellas a tiros, con una carga que él mismo ha diseñado y parece que funciona, ya que ha acabado con más de 300 nidos.

El jubilado se ha hecho famoso en la zona por haber acabado con más de 300 nidos de esta peligrosa avispa, más de 200 este verano, que ya ha causado la muerte a varias personas en el noroeste peninsular. Con el tiempo ha ido perfeccionando su método durante 4 años hasta llegar al actual, en el que, para no tener que acercarse a los nidos, procede a disparar los proyectiles cargados con la efectiva mezcla. Porque comenzó inyectando la mezcla en los nidos, pero pronto percibió el peligro que conlleva acercarse a ellos.

Las avispas se ven atraídas por la miel, y con ello también acceden al veneno, que en pocas horas acaba con toda la colonia.