Javier Collado

Dobuss

María Morales. El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, se ha dirigido a la Princesa Leonor para desear que la Virgen de Covadonga, ‘La Santina’, ayude a la Princesa de Asturias a crecer «buena, sana, santa y guapa».

Monseñor Sanz Montes ha dirigido estas palabras a la Princesa Leonor, que junto a los Reyes Felipe y Letizia y la Infanta Sofía, ha visitado la cueva del Real Sitio en el que se encuentra la Virgen de Covadonga y donde las dos niñas han recibido por parte del santuario unas medallas conmemorativas bendecidas por el arzobispo.

La familia real participa este sábado, Día de Asturias, en los actos conmemorativos del 1.300 aniversario del Reino de Asturias y de los centenarios del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga (origen del Parque Nacional de Picos de Europa) y de la coronación canónica de la Virgen de Covadonga.

Los Reyes, la Princesa y la Infanta llegaban al Real Sitio con unos veinte minutos de retraso sobre la hora prevista, y tras los saludos institucionales se dirigieron a las doce del mediodía hacia la cueva para hacer una visita a la Virgen. El arzobispo, que agradeció la visita real, tuvo especiales palabras para la Princesa en su primera visita oficial a Asturias, recordando que Covadonga es «cuna de la realiza española en su secular historia».

Este acto inicial de las celebraciones se cerró con la interpretación a gaita del himno a ‘La Santina’ por parte del músico gaitero asturiano José Ángel Hevia. A continuación, la familia real se desplazó en coche, por motivos de seguridad, hasta la Basílica para asistir a la tradicional misa.