Javier Collado

Dobuss

María Morales. Una mujer de 109 años ha aprovechado al máximo el descuento de cumpleaños de un restaurante de Montana: consiguió que le pagaran tras comer en el establecimiento. El Montana Club ofrece un descuento a sus clientes según la edad que cumplen.

El restaurante pagó a Helen Self 1,25 dólares (1,08 euros) por su comida el pasado 17 de agosto, según cuenta a ABC News su nieta Diane Gunter. Esta cantidad se debe a un descuento del 109% sobre la factura de la anciana.

Helen Self, la mujer más anciana de Montana, lleva yendo al Montana Club desde hace una década. El día que cumplió 99 años, el 17 de agosto de 2008, fue la única vez que pagó una comida allí. «Una vez que cumplió los 101, dijo que tenía que ir a pagarle la comida», cuenta el dueño del restaurante, Nick Alonzo. Cada año, la anciana pide una ensalada, gambas y una «patata asada con todo, y ella siempre se come todo», asegura la nieta.