Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Alvaro Sánchez. La organización de FLORA Festival Internacional de las Flores sigue dando a conocer a los artistas que este año participarán en su segunda edición, celebrada del 19 al 28 de octubre en Córdoba. Tras el anuncio de la cordobesa Lola Guerrera y la rusa Natalia Zhizhko, el festival ha desvelado que el artista y florista belga Mark Colle será el tercero de los cinco protagonistas que competirán por los dos destacados premios en juego, ambos otorgados por un jurado internacional: el primero, de 30.000 euros y el segundo, de 10.000, además del galardón que concederá el público.

Colle, colaborador de la casa Dior en sus desfiles de moda y una de las figuras indiscutibles en la escena actual del arte floral internacional, realizará una instalación efímera bajo la temática de esta edición, Juego, en el patio de la Escuela de Arte Mateo Inurria, escogido por el propio artista. De esta manera, el festival continúa con su filosofia de abrir al gran público algunos de los patios menos conocidos –incluso nunca antes abiertos- de la capital cordobesa para mostrarlos como nunca antes habían sido contemplados.

 BIOGRAFÍA MARK COLLE

Desde los 15 años dedicado a la floristería, el de Colle (Bélgica, 1978) ha sido un largo camino hasta lo que hoy es: uno de los nombres más prestigiosos y del arte floral, al que se le puede encontrar en su floristería de Amberes (llamada Baltimore en homenaje al director de cine John Waters) o en las mejores pasarelas del mundo. Resulta imposible hablar de Colle sin citar el momento crucial de su carrera: el primer desfile de Raf Simons para Dior, un delirio de peonías, dalias, claveles, delphiniums y rosas que asombró al mundo en 2012 tapizando las paredes de un palacio parisino. Su estilo versátil, contemporáneo, anárquico y sofisticado permite mirar las flores de otra manera.

FLORA SE ABRE A NUEVOS PATROCINADORES

La organización de FLORA Festival Internacional de las Flores, evento promovido por Zizai Hotels en colaboración con el Ayuntamiento de Córdoba, ha revelado en esta edición una importante novedad. Con el objetivo de garantizar la calidad y el éxito obtenido hasta ahora, el festival ha abierto sus puertas a la participación de nuevos patrocinadores que quieran sumarse a un proyecto de futuro con muchas posibilidades de seguir creciendo y mejorando hasta situarse como uno de los festivales florales más importantes del mundo.

Además de los mencionados Patrocinadores Premium -Cervezas Alhambra y Fundación Rafael Botí-, FLORA 2018 también contará con el apoyo de la Fundación CajaSur para financiar las II Becas para Asistente Artístico. Según ha declarado Leopoldo Izquierdo, director del Palacio Viana, “nos enorgullece formar parte de FLORA ya que el proyecto nos resultó fascinante y nos cautivó desde el principio. Responde a una serie de cuestiones planteadas en torno a la desestacionalización de los patios y trabaja con una sensibilidad y una particularidad artística que ha revelado un resultado extraordinario”.

En total, la Fundación CajaSur subvencionará 16 becas con una dotación económica de 300 euros y parte de las dietas incluidas -en un plazo de tiempo comprendido entre uno y siete días-, que darán la oportunidad a los ganadores de conocer el festival desde dentro y entrar en contacto profesional con los mejores artistas florales del mundo. La convocatoria cerró la recepción de solicitudes el pasado 31 de agosto y próximamente se darán a conocer los nombres de los beneficiados. 

FLORA: UN PROYECTO DE CIUDAD

Por segundo año consecutivo, Córdoba volverá a recibir a algunos de los mejores artistas florales del mundo en un evento sin precedentes dentro del arte floral en España. Una apuesta por dinamizar el tejido cultural, artístico y económico de la ciudad dentro de una iniciativa que el año pasado recibió casi 350.000 visitas, atrayendo a visitantes de dentro y fuera de la capital y generando gran impacto en la prensa nacional e internacional.

En 2018, FLORA espera seguir contando con el apoyo de los cordobeses, en primer lugar, involucrando además al público general y a diferentes agentes locales e internacionales, con el objetivo de posicionar a la ciudad como uno de los principales referentes de la escena mundial del arte floral contemporáneo.