Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Vilma Wong, de 54 años, es enfermera en el Hospital Infantil Lucile Packard en Palo Alto, California, donde ha trabajado durante 32 años. Por su parte, el doctor Brandon Seminatore, de 28 años, actualmente está completando su residencia en el mismo hospital, donde nació a las 29 semanas en abril de 1990.

Durante un mes después de haber nacido, el doctor Seminatore fue atendido por Wong. Ahora, los dos han coincidido en el trabajo. Wong reconoció el nombre de su ex paciente tan pronto como lo vio, pero no podía recordar de qué le sonaba hasta que Seminatore reveló que había sido un paciente en la unidad 28 años antes. Seminatore, que se especializa en neurología infantil, incluso encontró una imagen de sí mismo de bebé sostenido por Wong.

«Hace unas semanas, Brandon se unió a mi equipo y estaba cuidando a uno de mis pacientes», explica Wong. «Le pregunté si su padre era un oficial de policía, se hizo un gran silencio y luego me preguntó si yo era Vilma», añade.

La madre de Seminatore le pidió que buscara a una enfermera llamada Vilma, pero el joven doctor había supuesto que ya se habría jubilado. «Cuando Vilma reconoció mi nombre, me acordé de las fotos que mis padres me habían enseñado y realmente caí en la cuenta de que yo era uno de estos bebés. He completado el círculo y ahora estoy cuidando bebés con la enfermera que me atendió «, dice.