Dobuss

James tiene 10 años y autismo y acaba de conseguir un gran hito. Ha recorrido 1.000 kilómetros en bicicleta con su padre, desde Canadá hasta Coney Island, Nueva York. El objetivo de esta gran carrera: recaudar fondos para investigar sobre su enfermedad. James y su padre han obtenido 13.000 euros.

La felicidad de haber conseguido un gran reto ha quedado plasmada en un abrazo entre hermanos. El de James, de 10 años y que tiene autismo, y su hermano. James acaba de completar la carrera más dura de su vida: Ha recorrido en bicicleta 1.000 kilómetros junto a su padre. Todo un ejemplo de superación.
“Es increíble ver a James recorrer 1.000 kilómetros en bici para llegar a Coney Island”, ha admitido su padre Chris. Los dos salieron de Canadá y han llegado a Nueva York en dos semanas.
“Ha sido un gran recorrido, muchas horas en la carretera pero ha sido muy divertido”, ha señalado el orgulloso padre.
El esfuerzo ha valido la pena. Han logrado su objetivo recaudar fondos para investigar sobre la enfermedad que James sufre, el autismo. Padre e hijo han recaudado 13.000 euros que ayudarán a muchos niños como James a tener una vida feliz.