Imagen: Twitter.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La talla de ropa perfecta no existe. Por mucho que lo ponga en la etiqueta. Por eso la neoyorquina Katie Sturino, una de las ‘instagramers’ más conocidas del mundo por versionar en talla XL vestidos de famosas, se ha puesto en pie de guerra. Ha creado un movimiento para pedir que las marcas sean sinceras. Esta mujer está harta de que para muchas cambiar el armario sea una aventura.

El caso es que desde 2017 las tallas de las distintas marcas tienen que ser iguales por ley, pero de momento esto no se cumple. Veremos si la petición de Katie consigue hacerles la vida más fácil a millones de mujeres.