Javier Collado

Dobuss

Alvaro Sanchez. Medio centenar de voluntarios y voluntarias de Córdoba, Lucena, Baena y Puente Genil participan desde hoy hasta el domingo en una nueva edición –la décima- de la “Vuelta al Cole Solidaria”, una campaña impulsada por la Fundación Solidaridad Carrefour en colaboración con Cruz Roja Española.

El objetivo de esta iniciativa, que se celebrará en los hipermercados Carrefour de toda España, es reducir el impacto que supone la adquisición de material escolar para las familias que atraviesan por dificultades económicas.

“Como cada año, la idea que perseguimos con esta campaña es que permita aligerar un poco la pesada carga que para muchos padres y madres conlleva el comienzo de las clases por los numerosos gastos que este lleva aparejado”, explica Cándida Ruiz, presidenta provincial de la institución humanitaria.

Los centros Carrefour de la provincia que participan en este programa son los de La Sierra y Zahira en Córdoba y los de Lucena, Puente Genil y Baena. En todos ellos se instalará una mesa atendida por voluntariado de Cruz Roja, que recogerá el material escolar (lápices, bolígrafos, cuadernos, rotuladores, etc.) que done la ciudadanía.

Entre la “Vuelta al Cole Solidaria’ y las donaciones conseguidas por otras vías, la institución humanitaria prevé obtener material escolar suficiente para repartir entre al menos 720 menores de la provincia de Córdoba.

En toda España, Carrefour arranca esta acción con la donación directa de 121.000 euros en material escolar para cubrir las necesidades de 6.000 niños y niñas en situación de emergencia social, cantidad a la que habrá que sumar las aportaciones que realice la clientela durante estos días.

Una vez concluida la recogida, la institución humanitaria se encargará de distribuir el material escolar entre menores y jóvenes en situación de vulnerabilidad de la provincia.

En la pasada edición de la ‘Vuelta al Cole Solidaria’, en la que participaron 172 centros de toda España, Fundación Solidaridad Carrefour entregó a Cruz Roja material escolar por valor de 653.611 euros, que permitió dar cobertura a más de 21.000 niños y niñas en situación de vulnerabilidad de toda España.